Mitt Romney sin rodeos: “Jerusalén es la capital de Israel”

30 de julio de 2012

RomneyIsraelportada

Mitt Romney candidato presidencial republicano a la Presidencia de los Estados Unidos llegó a Israel como parte de su gira que incluyó Gran Bretaña y Polonia. Para nadie serán sorpresa sus críticas sobre las posturas de Obama hacia el Estado judío y sus certezas sobre las ambiciones iraníes por conseguir armas nucleares.

Es un tiempo álgido éste. Momento en que ambos países consideran seriamente un ataque militar a Irán, cuando en la vecina Siria el régimen se muestra cada vez más inestable y las conversaciones con los palestinos siguen estancadas.

El mundo entero pudo ver como Israel es un punto importante dentro de la campaña presidencial norteamericana, por ello en un clarísimo esfuerzo por eclipsar a Mitt Romney y su impacto dentro de las poblaciones judías de la gran nación de América del Norte, un día antes de aterrizar en Israel, Obama firmó una legislación que amplía la cooperación civil y militar con el Estado hebreo. Pero nada puede aparentemente con las implacables encuestas que muestran una carrera muy apretada hacia la Casa Blanca.

Romney espera que su visita ayude a captar el voto de los demócratas tradicionales judíos y los cristianos evangélicos que defienden con celo la política del gobierno israelí. Obama no había visitado Israel desde que asumió la presidencia. Muchos han tratado de darle más relevancia al tropezón que Romney tuvo al criticar a las autoridades de Gran Bretaña y definir como «desconcertantes» los problemas de Londres con la preparación de los Juegos Olímpicos. Quizá por ello sólo asistió a las competencias de natación y luego tomó un vuelo a Tel Aviv.

La Agenda de Mitt Romney en Israel contempló reuniones con el primer ministro Binyamín Netanyahu, con el ministro de Defensa, Ehud Barak, el ministro de Exteriores, Avigdor Liberman, el presidente, Shimón Peres y líderes de la oposición.

En la campaña del ex gobernador de Massachusetts, en el Hotel King David de Jerusalém se dice que éste, buscó recaudar fondos. Aún se desconocen las razones para que se prohibiera la entrada a la prensa. Por supuesto esto se ha contrapuesto –para perjuicio de Romney- con el permiso que otorga el presidente Obama a los periodistas a estar presentes libremente en sus eventos, como así también cubrir sus declaraciones en eventos privados si es que los realiza…

Romney con Shaul Mofaz

Sheldon Adelson

Se cree que varios de los más ricos partidarios de Romney en los Estados Unidos, se han manifestado económicamente durante esta gira del candidato republicano, entre ellos el magnate de los casinos, Sheldon Adelson, quien se sabe que donó millones de dólares para el grupo de apoyo de Romney.

Ha destacado y es la gran noticia de sus entrevistas en Jerusalém, mantenidas con dirigentes israelíes, que Mitt Romney, advirtió sobre la amenaza que representa un Irán dotado del arma nuclear. Tajante dijo en un encuentro con el presidente Shimón Peres: «Como ustedes, estamos muy preocupados por el desarrollo de las capacidades nucleares de Irán, y consideramos inaceptable que la República Islámica se convierta en una nación provista del arma nuclear. La amenaza que esta situación podría representar para Israel, la región y el mundo es inacceptable»

Al conversar con el primer ministro israelí, Binyamín Netanyahu, informó que habían discutido sobre «las medidas adicionales» que pueden ser tomadas para convencer a Irán de que ponga fin a «su locura nuclear». Esto lo reportó la radio pública israelí, que transmitió las declaraciones de Mitt Romney. Al respecto de ellas, Netanyahu señalo que era importante mantener «una amenaza militar fuerte y creíble, asociada a sanciones, para tener una posibilidad de cambiar la situación» e insistió en que las sanciones y la diplomacia «no consiguieron frenar en lo más mínimo el programa iraní».

Mitt Romney y Salam Fayyad

En la gira por esta parte del Medio Oriente, Romney se reunió además con los dirigentes de la oposición israelí y el primer ministro palestino Salam Fayyad. El candidato republicano, que no cesó de criticar la política «débil y equivocada» en Oriente Medio del presidente demócrata Barack Obama, declaró ya el mes de junio pasado que si es elegido hará «lo contrario» de su rival. Esto sumado a que este mes de enero (2012) dijo sin rodeos que Obama «había arrojado a Israel bajo un autobús» al plantear las fronteras de 1967 como punto de partida de las negociaciones entre Israel y los palestinos.

Algo que le ha ganado grandes simpatías ha sido que Romney presentó a la ciudad de Jerusalém como «la capital de Israel», algo que históricamente es así, y claro, de inmediato se generaron rechazos por parte de voceros palestinos.

Exclamó Romney «Estoy muy emocionado de estar en Jerusalém, la capital de Israel», al hablar ante la Fundación Jerusalém en presencia del alcalde israelí de la ciudad, Nir Barkat. Enfurecidos los palestinos aseguran que «Las declaraciones de Romney son perjudiciales para los intereses estadounidenses en la región, para la paz, para la seguridad y la estabilidad. Son inaceptables y las rechazamos totalmente» como lo afirmó el negociador palestino Saeb Erakat. ¡No podía ser de otra forma…!

 

 

Rebeca Levy
rivkalelevy@gmail.com
Directora de Información de Gentiuno.com
Fuente: Agencias

 

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés