El Bundestag llama a las víctimas de Auschwitz un «crimen alemán»

30 de enero de 2020

Bundestag




«No olvidamos lo que pasó. Pero no olvidamos tampoco lo que puede pasar», advirtió este pasado miércoles (29.01.2020) el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, quien aludió a los episodios de antisemitismo y racismo que se han vivido recientemente en Alemania.

Steinmeier mencionó en concreto el ataque contra una sinagoga ocurrido en 2019 en Halle, que causó dos muertos, como símbolo de ese antisemitismo que se puede detectar hoy en día en la sociedad alemana.

Y confesó: «Mi preocupación no es que nosotros, los alemanes, neguemos el pasado. Mi preocupación es que entretanto entendemos el pasado mejor que el presente».

Dos días después de que el campo de concentración y exterminio erigido por los nazis en Auschwitz fuera escenario de un homenaje internacional en recuerdo del trágico descubrimiento de los crímenes allí cometidos, el presidente alemán evocó que aquellas imágenes «son las imágenes de un crimen alemán».

Las palabras de Steinmeier se escucharon en el pleno celebrado en el Bundestag, un evento que todos los años recuerda el Holocausto y los crímenes del nacionalsocialismo.

«No hay un silencio sano»

Por su parte, el presidente del Parlamento, Wolfgang Schäuble, subrayó en su discurso que precedió al de Steinmeier que «75 años después de Auschwitz todavía hay en Alemania antisemitismo y racismo».

Auschwitz 09190987
Además, recordó la tragedia que se descubrió en Auschwitz: «Tenemos que hablar de lo que no se puede nombrar. No hay un silencio sano».

Schäuble advirtió también que la historia se puede siempre volver a repetir y que se comienza a seguir aquella senda que marcaron los nazis cuando se excluye a las minorías y cuando se incumple la Constitución alemana en lo que afecta a las «lecciones» que dieron a Alemania los crímenes.

«Auschwitz nos recuerda lo seducibles que son los seres humanos», agregó el presidente del Bundestag.

Presidente israelí, invitado especial

Steinmeier y Rivlin

Abrazo fraternal entre Steinmeier y Rivlin

En el acto intervino además como invitado especial el presidente de Israel, Reuven Rivlin, quien viajó a Berlín desde Auschwitz y que advirtió a los presentes de la situación que, de nuevo, viven los judíos que quedan en Alemania.

«Si los judíos no pueden vivir libremente aquí en Alemania, no podrán vivir en ninguna parte de Europa. Ustedes tienen la responsabilidad, el mundo está mirando», dijo Rivlin.

Su mensaje fue también uno de alerta ante lo que puede pasar, porque los derechos humanos, la libertad y la solidaridad humana «desaparecieron como el humo de los crematorios de Auschwitz».

Rivlin extendió su preocupación al resto de Europa, cuya «cara», dijo, está cambiando porque sobre ella sobrevuelan «los fantasmas y las fuerzas del pasado», entre las que mencionó la «percepción de la supremacía, la puridad nacionalista y la xenofobia».

El presidente israelí también aludió a la situación en Oriente Medio, y especialmente a la amenaza que supone el régimen iraní para la supervivencia del Estado de Israel, y precisó que el conflicto entre su país e Irán no afecta a sus respectivos pueblos.

«No tenemos un conflicto con el pueblo iraní, al contrario, entre las naciones hay vínculos cercanos. Lamentablemente la amenaza planteada por los líderes de Irán no es una cuestión teórica, para nosotros es una cuestión existencial», agregó Rivlin.


Una Nota informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias


Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube