Mercedes Montero: Por la libertad y democracia en Venezuela

30 de enero de 2018

Abajo Cadenas





El pueblo venezolano lleva casi 20 años sufriendo el latigazo ordenado por el Foro de Sao Paulo, organización fundada por Fidel Castro e Inacio lula da Silva, cuyo objetivo es la toma del poder a nivel mundial para llevar a la población del planeta a vivir bajo las reglas del Comunismo, que no son otras que las de confiscación de todas las libertades y derechos que le corresponden como ser humano y, no un favor o regalía concedida por aquellos que las quieren anular para hacer de los ciudadanos unos esclavos.

Es decir el respeto, derechos, conocimiento, libertad, prosperidad, credo religioso, propiedad privada, libre movimiento por el país, viajar, votar por el partido político de tu escogencia, educación pública y privada, justicia, recreación, serán limitadas y hasta confiscadas, también el derecho a la salud, solo podrás comer lo que a ellos les parezca. También serán confiscadas la libertad de prensa, paz, tranquilidad, una policía respetuosa y una milicia que cumpla con sus deberes de custodia del país, sin intervenir en la política ya que tiene bajo su responsabilidad el poder de las armas que no pueden ser utilizadas contra el pueblo. Todo lo anterior ha sido confiscado y prohibido por el régimen Castro comunista de Chávez y Maduro.

Mientras el pueblo sufre lo indecible, los personeros del régimen cada día viven mejor, con grandes lujos, viajan en primera clase cualquiera que sea el medio del traslado, se hospedan en hoteles 5 estrellas y hacen compras lujosas.

Maduro descaro
Mientras el pueblo come de los desperdicios que encuentra en los basureros, hace colas para recibir la caja del CLAP, que llega una vez al mes, y solo puedes obtenerla al presentar con obligatoriedad un “carnet de la patria”, documento que amarra tu hambre y la de tus hijos a la voluntad del régimen. Si votas contra el gobierno, participas en una protesta contra la escasez o cualquier beneficio público que por tener nacionalidad venezolana te corresponden, sufrirás todo tipo de consecuencias, obtener una cedula, tramitar documentos, cobrar una pensión, etc. se hará muy difícil. Si se es dueño de una bodeguita, una siembra de vegetales, venta de repuestos, almacenadora, un negocio de cualquier tipo se corre el riesgo de que un buen día el gobierno de la orden de bajar los precios “para atacar la inflación”, por supuesto entra la gente la saquea y la perdida es del “oligarca” dueño del negocio que pierde sus ingresos, sus empleados y su trabajo. Las pocas grandes empresas que quedan son multadas, saqueados sus almacenes, los impuestos suben, se les entorpecen los tramites, se los multa, etc. No hablemos de la empresa pública que antes fue reconocida por su excelencia, desde Petróleos de Venezuela, pasando por los complejos industriales de Guayana, del Estado Carabobo, las ensambladoras, las fábricas de todo tipo, la Minería entregada a chinos, rusos, bielorruso, iraníes y paremos de contar que destruyen el medio ambiente sin piedad, en busca de oro , bauxita, etc. hoy día se han apoderado de Venezuela y el estamento militar y personeros del gobierno se han vuelto multimillonarios dejando al país y su pueblo totalmente arruinados.

El castrocomunismo ha transformado a Venezuela en un narcoestado. El robo, la matanza, las violaciones de todos los derechos humanos ha sido tal que ha dado origen a una crisis humanitaria sin precedentes al país, está aniquilando al pueblo venezolano que ni siquiera aquellos que aun cuentan con algunos medios pueden pagar medicinas, atención médica y hospitalización. Si los muertos se apilaran tendríamos montañas que van desde niños esqueléticos, los asesinados de cada día, los que mueren por epidemias otrora vencidas, etc. Hay veces que las urnas no alcanzan, los ajustes de cuentas, los enfrentamientos por el negocio de la droga, quienes huyen del país que ya se cuentan por millones, causando problemas en los países vecinos que tampoco pueden con tanta carga.

Maduro dictador asesino
La muerte llega hasta las instituciones atadas al sector público. Los militares de todos grados olvidaron su misión de defender a la patria y se convirtieron en soldados del narcotráfico. El Tribunal Supremo de Justicia, las cortes, los juzgados no respetan la ley, no son guardianes del cumplimiento de la Constitución, todo lo contrario han pervertido la justicia. El Consejo Nacional Electoral solo existe para cubrir y darle legalización a la burla e irrespeto de la voluntad de la nación, al no solo permitir, sino también aupar el fraude electoral que se mofa de la voluntad ciudadana.

El ultimo arrebato por parte del régimen, que ante el monstruoso desastre en el que transformó a Venezuela, pretende salirse con la suya aunque sabe que no goza de credibilidad alguna, que hasta los organismos internacionales que siempre se habían hecho de la vista gorda ante los desafueros del régimen venezolano se han visto en la necesidad de no seguir dejando pasar las melindrerías de Maduro.
Los venezolanos tenemos que entender que con el mal no se negocia, que ir a unas elecciones con el equivalente a unas cartas marcadas será lo mismo que ponerle el sello a la partida de defunción de nuestro amado país. Acuérdense porque parecen haber olvidado a los miles de seres que dejaron sus vidas luchando por nuestro país, a todos aquellos que están encarcelados en condiciones infernales, olvidado también que nuestras familias han sido desmembradas.

Al mundo libre le pido por el bien de la humanidad que clame justicia, que actúe porque si Venezuela se pierde también perderán a sus instituciones, sus valores, principios y harán de este planeta un infierno sin alma, sin humanidad y sin ley.

Mercedes Montero foto1 Mercedes Montero
Columnista de Opinión
mechemon99@yahoo.co.uk / @Mechemon




Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés