Mercedes Montero: La diáspora venezolana

30 de enero de 2017

Venezuela en el corazón




Al abrir mi computadora para revisar el correo lo primero que me llamó la atención fue el título “Más de dos millones de venezolanos han emigrado”; ese título confirma que ese fenómeno migratorio ha crecido exponencialmente; hoy en día hay en los seis continentes del planeta, en los países que conforman cada uno de los continentes, en las ciudades que hay en cada país y algunas veces en cada una, venezolanos que se han agrupado para dedicarle algún tiempo a la lucha a favor de la libertad en Venezuela. Así es, en el corazón de cada venezolano hay recuerdos y nostalgia por nuestro país y su otrora democracia y libertad.

Muy cierto es que algunos hemos luchado con más ahínco, hemos sido generosos con nuestro tiempo y esfuerzo para dedicárselo al país, pero siempre los venezolanos donde quiera que estemos tenemos un lugar especial en nuestras almas para recordar los parajes, el cielo, el calor, el mar, las aves, los árboles, nuestra música y tradiciones, a los familiares y amigos que permanecen en el país.

Corazón venezolano
Muchas veces al oír nuestras gaitas, joropos, canciones, recordar nuestra infancia, colegios, liceos y universidades, nos remontamos a un pasado hermoso en el país en el que solíamos vivir y lo extrañamos como se extraña a un amor que después de arrebatarnos el corazón se nos fue de las manos, pero nos dejó bordada en el alma el nombre de ese ahora lejano país llamado Venezuela.

Venezuela nombre de mujer, porque fue de esa tierra mujer de la que nacimos todos los ciudadanos venezolanos, así como también los son aquellos que aun habiendo nacido en otras tierras la adoptaron como madre y la aman como hijos.

Venezuela te extrañoA mi Venezuela a la que por tanta añoranza siento, tengo que dedicarle hoy al verla tan herida, maltratada, vejada y destrozada desde sus cimientos, el fuego de la libertad, el recuerdo de su verdadera historia patria, el juramento de continuar luchando hasta verla recuperada, recordarle que siempre habrá un grupo que regresará a verla y rendirle honores cuando después de luchar como es menester luchar, le traigamos de vuelta hecho realidad el recuerdo redivivo de lo que una vez fue, una gran familia extendida.

Hay tanta gente que añoro, tantas momentos y recuerdos felices que extraño; hoy cuando escribo estas líneas siento al expresarlas, que la vida se me va de las manos, es que el dolor que se hace presente al ver gente famélica, niños que mueren de mengua, padres y madres que han perdido varios hijos y viceversa, que de verdad mi alma rechaza esta tragedia hasta el punto de querer vestir una coraza que me impidiera ver toda esta tragedia. Los venezolanos hijos de esa Venezuela bella y alegre no debemos permitir que quede transformada en parte del del pasado, que caiga en el olvido porque no fuimos capaces de defenderla, como se defiende a todo aquello que amamos profundamente.

Por favor hagamos en serio la promesa de transformar el recuerdo bello de Venezuela en una realidad imperdurable.

Mercedes Montero foto1 Mercedes Montero
Columnista de Opinión
mechemon99@yahoo.co.uk / @Mechemon





Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés