Hermann Tertsch titula: Descomposición

29 de octubre de 2014

Stop corrupción




La descomposición tiene ya velocidad de vértigo. La de esta sociedad, de este Estado, de esta nación. Nacimos en su seno, protegidos por unos padres y abuelos que habían sufrido mucho por preservar esta patria para todos nosotros como el legado que nosotros habríamos de pasar a nuestros hijos y nietos. Por desgracia hay muchos indicios muy serios de que nosotros no vamos a cumplir con nuestro sagrado deber. Por primera vez en muchos siglos. Y ya es hora de que nos planteemos por qué esta histórica, esta terrorífica vergüenza. Del por qué van a ser nuestras generaciones adultas las que dejen que se entierre y destruya.

España a la horcaHemos permitido con indolencia casi general que los enemigos de España trabajaran con las manos libres, con plena tranquilidad y todos los recursos a su disposición a lo largo de décadas. Hoy el resultado está a la vista. Los supuestos responsables de la defensa de la Constitución y la patria son unos partidos putrefactos, unas Instituciones agónicas y una clase política que ha demostrado ante todo no creer en nada que no fuera su enriquecimiento. ¿Que no generalice? Por desgracia hay que concluir que, tras la transición, se instauró un estilo de vida en la política que ha hecho de la corrupción más la regla que la excepción.

Ahora surgen jaurías de savonarolas y justicieros de toda ralea, todas ellas constituidas por individuos que habrían sido tan corruptos o más de haber podido. Todas quieren cargarse el sistema con el pretexto de purificarlo. Pero que suban en España las espumas tóxicas de nuestros peores instintos, vicios y debilidades históricas no es culpa de los miserable totalitarios que se quieren aprovechar de ello, sino de los miserables demócratas corruptos que tanto han facilitado el camino a los primeros. Todos los días tenemos alguna novedad en el continuo proceso de deterioro de nuestro sistema democrático. Cuando no hay una redada de políticos con más detenciones que en las razias contra la prostitución en el cine, salta un canalla etarra y dice muy ufano que asesinar a españoles ha sido una acción muy honorable que se llama ejecutar por sentido del deber y patriotismo.

Artur Mas, presidente de una Comunidad autónoma, pide a los funcionarios que incumplan la constitución. La sedición se prepara y orquesta a plena luz del día y con dinero público. Grupos de militares dicen que se reúnen con un partido político de extrema izquierda para elaborar planes para cuando asuma el poder. La impresión inevitable es que roban todos los que tienen ocasión. Y violan las leyes todos aquellos que consideran de su interés hacerlo. Y no hay poder disuasorio para la ilegalidad. Ni castigo con credibilidad para el delito. Porque todo es impune.

Corrupción 980Las oleadas de detenciones, los escándalos de políticos, los intercambios de acusaciones con o sin pruebas no suponen ante la opinión pública, como pretenden ahora, a buenas horas, el presidente Mariano Rajoy y su gente, una constatación de que el Estado de derecho funciona. ¡Quiá! Son vistas como el colapso de este andamiaje de mentiras y corrupción que comenzó a quebrar cuando la crisis impidió el suministro ilimitado de recursos para mantenerlo permanentemente lubricado.

Lo que se acerca no es orden con los delincuentes convenientemente encarcelados, sino caos en el que irán a prisión los menos avisados, los agravios comparativos serán sangrantes, las injusticias se dispararán y el descontento y el desprecio hacia el sistema y sus gobernantes hará tan difícil impedir el asalto al poder de las hordas del resentimiento. Solo un golpe de timón con valentía, talento y mucha verdad podría salvar a España de las almas mezquinas que la han sumido en esta crisis y de las que quieren aprovecharse de su postración que no lo son menos. Reunir valentía, talento y verdad juntas en la España de hoy es un milagro.


Hermann Tertsch

Hermann Tertsch

@hermanntertsch
Periodista español. Columnista del ABC de España. Comentarista de Televisión






 

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés