Película venezolana «Pelo malo» ganó Concha de Oro

29 de septiembre de 2013

Pelo malo portada

 
 
El drama venezolano «Pelo malo», una historia de intolerancia y búsqueda de la identidad firmada por Mariana Rondón, dio hoy la sorpresa al alzarse por unanimidad con la Concha de Oro del Festival de San Sebastián, que en esta 61 edición tuvo un palmarés con marcado acento español. Después de «Postales de Leningrado», Rondón retrata a partir de silencios, gestos y miradas el rechazo de una madre hacia la posible homosexualidad de su hijo. «Yo hice esta película para curarme de la angustia de ver tanta intolerancia», declaró emocionada la cineasta. 

Ese valiente retrato del rechazo que Rondón plasma en «Pelo malo» consiguió algo muy difícil en un festival como San Sebastián: que todo el jurado presidido por el estadounidense Todd Haynes se pusiera de acuerdo para coronarla en lo más alto del palmarés.

Mariana Rondón 1

Mariana Rondón

«Mi deseo era contar una historia muy chiquita donde pudiera ir mostrando cómo la violencia puede hacer muy difícil el inicio de la vida a alguien, como puede ir acumulándose hasta dejarnos ver la intolerancia». Porque para la realizadora, la película pretende sobre todo confrontar al espectador con ese sentimiento de rechazo a lo diferente.

Pelo malo 9
Junior (Samuel Lange) es un niño de nueve años con unos rizos encrespados. Tiene el «pelo malo» y su obsesión es alisárselo para salir guapo en la fotografía que ha de llevar al colegio, y que él quiere dar a su madre para que ésta lo quiera. Pero Marta (Samantha Castillo), viuda, desempleada y con otro bebé al que cuidar, lo mira con recelo.
Pelo malo 6Y es que Junior es especial: no sólo se pasa las horas ante el espejo, tratando de arreglarse el cabello, sino que además quiere posar como un cantante, a ratos se mueve amaneradamente e incluso se sienta para ir al baño como hacen las chicas. Marta teme por él, pero en ausencia de una figura paterna que lo guíe, sólo le muestra maltrato y violencia.
«En Venezuela, como en muchos otros lugares de Latinoamérica, hay grandes matriarcados que a veces fomentan un machismo atroz», explicó Rondón. «Son sociedades cargadas de testosterona en el área pública, lo militar es muy fuerte, pero las que resuelven el día a día en casa son las mujeres.»
Por eso, la actriz Samantha Castillo no juzga al personaje de Marta. «Ella vive una situación límite, su dureza no es gratuita», aclaró. «Quiere dar a sus hijos las herramientas para que se puedan defender en la vida, pero lo hace desde lo que tiene», y lo que tiene es miedo, frustración y una montaña de problemas.
De ahí el sentimiento homofóbico hacia Junior, ante la sospecha de que éste pueda ser gay. Aunque en principio Venezuela no es un país hostil hacia la comunidad homosexual, «hay señales de que lamentablemente sí lo es», señaló la actriz. «Principalmente por el miedo a lo distinto, que se enfrenta con rechazo.»
La película está rodada en unos inmensos edificios multifamiliares de Caracas, resultado del proyecto de «ciudad utópica» diseñado en los años 50 por Le Corbusier. Y Rondón explota visualmente sus posibilidades con conmovedoras secuencias en las que Junior y su amiga juegan al veo-veo con sus vecinos, desenmascarando inocentemente la crudeza que los rodea.
Pelo malo 7
La directora quiso además «respetar el momento de filmación» para captar la inmediatez de la Caracas actual, y éste coincidió con los últimos días del presidente Hugo Chávez. «Se le dio un carácter religioso, mesiánico a la política», afirma. «Y esa construcción de una mitología me resultó muy perturbadora.»
«Pelo malo» está producida por Sudaca Films, una productora independiente fundada por Rondón y Marité Ugás. Ambas, directoras y guionistas, intercambian el papel con cada nuevo proyecto.


«Pensar distinto a los otros no es un problema, es lo más hermoso que tiene el ser humano», añadió entre lágrimas. El alto nivel del cine latinoamericano quedó también patente con el premio al mejor director para el mexicano Fernando Eimbcke por su minimalista «Club Sandwich».


En su tercer largometraje, el aclamado director de «Temporada de patos» y «Lake Tahoe» explora con sutileza y en clave de comedia el despertar sexual de un adolescente durante unas vacaciones de verano con su madre.


Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias




 
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés