El diario “Bild” dice que hallaron restos del copiloto de Germanwings

29 de marzo de 2015

Andreas Lubitz Foto 098

 

El diario alemán publicó que, de confirmarse esta información, sería clave para saber si Andreas Lubitz había consumido medicación u otras sustancias en las horas previas a la tragedia aérea que dejó 150 muertos

Restos del cadáver de Andreas Lubitz, el copiloto de Germanwings acusado de derribar deliberadamente el Airbus A320 con 150 personas en su interior, ya fueron identificados gracias a los análisis de ADN, según publicó el diario alemán Bild, que citó a fuentes de la investigación.

NYT oi98787Ayer sábado también se supo que Lubitz pudo haber buscado tratamiento para sus problemas de visión, de acuerdo a información de The New York Times. Estas dificultades para ver bien podrían haber puesto en peligro su carrera como piloto, y se añaden al trastorno depresivo que al parecer también sufría y que había ocultado a la aerolínea.

Según el diario estadounidense, no se sabe si los problemas de visión que supuestamente padecía eran lo suficientemente graves como para haberlo apartado de su profesión. Una fuente de la investigación no descarta la posibilidad de que pudieran tener un origen psicosomático.

Parece ser que al igual que ocultó su trastorno depresivo, Lubitz tampoco informó a la compañía de sus problemas de visión. El hospital de la Universidad de Düsseldorf aseguró el viernes que el copiloto había sido evaluado en este centro médico el pasado mes de febrero, pero no dio más detalles por una cuestión de confidencialidad.

Andreas Lubitz más pertenencias
Por otra parte, agentes de la policía hallaron en el registro del apartamento en la ciudad alemana de Düsseldorf del copiloto del vuelo siniestrado de Germanwings numerosos medicamentos para tratar un grave trastorno “psicosomático”, publicó el diario Die Welt en su edición digital.

“El hombre, de 27 años, estaba siendo tratado por varios neurólogos y psiquiatras”, asegura un miembro de la investigación en declaraciones al rotativo, al tiempo que agrega que no se hallaron ni drogas ni nada que haga indicar una dependencia a los narcóticos o al alcohol.

El copiloto, Andreas Lubitz, sufría un “síndrome subjetivo de sobrecarga” -lo que se conoce como “burnout” o estar “quemado” por estrés laboral- y tenía una fuerte depresión, señala, y agrega que “esto se desprende de notas personales del piloto, que guardó y archivó”.

La aerolínea Germanwings, por su parte, señaló que desconocía la existencia de un certificado médico de baja por enfermedad, pues el copiloto ocultó aparentemente su estado a la compañía.

Señal de tránsito Aeropuerto
El grupo especial que lleva la investigación bajo el nombre de ‘Alpes’ cuenta en estos momentos con hasta 200 agentes encargados en buscar pruebas que permitan esclarecer qué llevó al copiloto a estrellar presuntamente de forma deliberada el vuelo 9525 con 150 personas a bordo cuando cubría la ruta Barcelona-Düsseldorf.

En Düsseldorf se encuentra también una delegación francesa, entre los que figuran el jefe de la dirección general del departamento de investigación criminal, Jean Pierre Michel, para intercambiar información con los investigadores alemanes.


Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés