En la Basílica de San Pedro, Francisco conmemora la pasión de Cristo

29 de marzo de 2013

Papafranciscoviernessanto

El Papa realizó la primera de las dos ceremonias del Viernes Santo. Su parte principal consistió en la lectura de la captura y muerte de Jesús en Jerusalén, según lo relatado en el Evangelio. Más tarde, el Sumo Pontífice participó del Vía Crucis
 viernes Santo 8
La primera de las dos ceremonias que realizó Francisco este viernes es la Pasión de Cristo, celebración que consta de tres partes en las que se recuerda la captura y muerte de Jesucristo en Jerusalém. Primeramente la Liturgia de la Palabra consiste en las lecturas los textos bíblicos del profeta Isaías, la carta de San Pablo a los Hebreos y de la pasión propiamente dicha, en base al Evangelio según San Juan.
 
Luego se pasó a la homilía del Papa, tras lo cual se recitó la Oración Universal, en la que se pide a Dios por todas las necesidades del mundo.
 
La segunda parte es la Adoración de la Cruz. Un diácono carga con la cruz desde el fondo de la Basílica hacia el altar, tras lo cual comienza la adoración en sí misma con oraciones, antes de pasar a la tercera y última etapa de la ceremonia.
 Viernessanto8
Esta es la Santa Comunión, que  cierra la liturgia con el habitual acompañamiento de las plegarias y el tránsito de los comulgantes hacia el altar. 
 
A las 21:15 hora de Italia), el Sumo Pontífice encabezará el tradicional Vía Crucis alrededor del Coliseo Romano. Para los católicos romanos, el Vía Crucis es uno de los puntos más emotivos de la Semana Santa, ya que rememora 14 situaciones (popularmente llamadas «estaciones») que viviera Jesús desde que se lo condena a muerte hasta que es bajado de la cruz para ser sepultado. Además, en la «Ciudad Eterna», la tradicional actividad utiliza como escenario al imponente Coliseo, sitio que la Iglesia señala como lugar de martirio de miles de cristianos antes de que fuera adoptada como religión del imperio romano.
 
El camino se representa con una serie de catorce imágenes de la Pasión, denominadas estaciones, correspondientes a incidentes particulares que, según la tradición cristiana, Jesús sufrió por la salvación de la humanidad basados en los relatos evangélicos.
gentiuno Mesa de Redacción
Nota desde nuestra Mesa de Redacción. Fuente: Agencias 
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés