Regalar flores y negarse a llevar velo es delito en Irán

28 de agosto de 2019

Irán mujeres protestan

 


Repartir flores y promover el abandono del velo está castigado en Irán con hasta 23 años de cárcel. Es el caso de las activistas feministas Yasaman Aryani, su madre Monireh Arabshahi y Mojgan Keshavarz.

Mujeres iraníes Yasaman Aryani Vida Movahedi Monireh Arabshahi
Las tres mujeres llevan detenidas desde abril tras hacerse público un vídeo, grabado el 8 de marzo, día internacional de la mujer, en el metro de la capital del país, Teherán, en el que entregaban flores a las mujeres que iban sentadas en el suburbano, en el vagón reservado a ellas. El vídeo corrió como la pólvora por las redes sociales. En él, aparece Yasaman Aryani, sin hiyab, ofreciendo una flor a una mujer con el pañuelo y le dice que espera el día en el que puedan caminar juntas por la cale, «yo sin hiyab y tú con él».

A los pocos días, Yasaman fue detenida, y según denuncia Amnistía Internacional, llevada a un lugar desconocido e interrogada. Su madre, Monireh, fue después arrestada cuando intentaba dar con el paradero de su hija.

Ambas han sido condenadas a 16 años de cárcel (5 años por «asociación y colusión contra la seguridad nacional», un año por «difundir propaganda contra el Estado» y 10 años por «alentar y preparar las bases para la corrupción y la prostitución»). En el juicio no se permitió el acceso a sus abogados y el presidente del tribunal, el juez Mohammad Moghiseh, las gritó e insultó, llegando a decir que hará «sufrir a todas».

Por su parte, Mojgan Keshavarz fue condenada a 23 años y seis meses de prisión al sumarle el delito de «insulto a santidades islámicas».

En un comunicado de Naciones Unidas, un grupo de expertos han denunciado los arrestos y las largas condenas «dictadas a estas mujeres en el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y reunión en la búsqueda de la igualdad de género en Irán».

Además, los expertos han pedido a las autoridades iraníes que anulen las condena y que «liberen de inmediato a todos los defensores de los derechos humanos que han sido detenidos arbitrariamente por su trabajo en defensa de los derechos de las mujeres».

Estas activistas protestaron pacíficamente por las leyes que obligan a portar el velo y abogaban por el derecho de una mujere a elegir qué ponerse. Después del arresto, las mujeres «desaparecieron» sin que amigos o familiares puedieran encontrarlas durante varias semanas, denuncia el comuicado de NN.UU.. Por su parte, el Gobierno iraní ha respondio que las tres mujeres habían sido arrestadas por cargos relacionados con la moral y delitos contral a seguridad nacional.

Según los últimos datos, desde enero de 2018, al menos 32 personas han sido arrestadas y al menos 10 encarceladas por protestar por el uso obligatorio del velo.

Irán mujeres con velo obligatorio
El código de vestimenta en Irán entró en vigor en 1979, cuando la Revolución Islámica depuso al sha Mohamed Reza Pahlevi poniendo fin a 2.500 años de monarquía ininterrumpida y nacía un nuevo sistema de gobierno controlado por el clero. Detrás de ese cambio estaba una de las figuras más influyentes del siglo XX, el ayatolá Rujola Jomeini. Bajo estos dogmas religiosos, las mujeres deben llevar tapada su cabeza en lugares públicos y utilizar ropas holgadas.

Una Nota desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias


Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés