Alfonso Rojo escribe sobre: Las perversas formas de matar

28 de agosto de 2013

Siria muerte 78


Hay muchas formas de matar y la «química» es sin duda la más silenciosa, perversa y terrible que ha inventado el género humano. Los antecedentes de su uso se pierden en la noche de los tiempos, pero fue hasta después de la I Guerra Mundial, con la imagen de los soldados de la batalla de Ypres, desangrándose por los oídos, con los pulmones roídos por el viento ácido y los ojos nublados para siempre grabada en la retina, que los mandamases de las grandes potencias se reunieron en Ginebra y decidieron prohibirla para siempre.
armas quimicas 4Las armas químicas se han usado después muchas veces. Siempre a escondidas. Lo hizo el ya fallecido Sadam Hussein contra los rebeldes kurdos del noroeste de Irak y todo indica que lo ha vuelto a hacer Bashar al Assad. Él lo niega con vehemencia e insiste en que los autores de la carnicería son los «terroristas».
Cohetes contra SiriaYa da igual lo que diga el tirano de Damasco o los informes que elabore la asustada ONU. Obama ha decidido llegada la hora de castigar al sátrapa y desde los navíos de la VI le van a mandar en pocas horas una lluvia de misiles. Será un castigo limitado en tiempo, contra centros de mando, arsenales militares y edificios simbólicos, ejecutados con la última versión de esos proyectiles ‘inteligentes’, capaces de recorrer miles de kilómetros y de de ir corrigiendo su rumbo hasta acertar en el blanco. El propósito del ataque, además de calmar a la indignada opinión pública occidental, es dejar claro a Assad que no puede volver a hacer tropelías como esta. Que puede seguir matando, pero no de esta manera. Nada más.


Alfonso Rojo

Alfonso Rojo
Periodista español
Columnista del ABC y Director de Periodista Digital




Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés