Dos venezolanos ante las elecciones

28 de julio de 2012

retoenlasurnasportadas

En un trabajo titulado “Reto en las urnas”, Ricardo Angoso para la Revista Cambio 16 realizó dos entrevistas muy esclarecedoras. Habló con dos venezolanos conocedores de las realidades de un país que vive uno de los momentos más difíciles de su historia contemporánea: La periodista y escritora Eleonora Bruzual y  Alfredo Keller, analista político y principal encuestador de Venezuela

Para Angoso, es un duelo sin precedentes: El actual presidente y el líder de la oposición medirán sus fuerzas entre duras acusaciones, sin apartar a un lado ni el destino que se le da a la riqueza petrolera ni el peso de la enfermedad…

Eleonora Bruzual, periodista y escritora

Comienza preguntando a Eleonora Bruzual…

¿Cree que las elecciones venezolanas serán limpias?

No, no lo creo porque es imposible pretender pulcritud en un déspota militar que se regodea en la transgresión, en el abuso. Un caudillo primario, decimonónico, que grafica perfectamente esa barbarie que aún pervive en una Latinoamérica que suele escoger, seguir y elegir a sus propios verdugos, a los favoritos del diablo. Pero también creo, que una cosa es querer y otra poder, cuando la otra parte en la contienda conoce las mañas, las intenciones y las pretensiones…

¿Dejará Chávez el poder democráticamente?

Aunque creo que en la naturaleza de ningún déspota militar tiene cabida un pensamiento o una actitud democrática, Chávez es astuto y conoce muy bien que ha perdido imagen y que además cuenta sólo con el apoyo de la escoria del mundo: terroristas, viejos tiranos y neotiranos, chulos, ávidos mercaderes y pragmáticos en funciones de poder. Esto por supuesto le tiene que frenar, pero sería ingenuo creer que no se prepara una acción disfrazada con los harapos que aún quedan de lo que fue la democracia en Venezuela. No se olvide que si Chávez pierde, pierde el Eje del Mal a la gallina de los huevos de oro… Pierde una cabeza de playa invalorable en su lucha contra el occidente y contra la democracia…

Por eso buscarán la manera de desconocer resultados, y claro, amorales personajes tipo Lula Da Silva y el mismo Santos, unido a los chinos y a Putín, entre otros, lo legitimarán si hace una trastada… De allí que es tan importante que la votación por Henrique Capriles Radonski, candidato de la Unidad Opositora, sea contundentemente mayoritaria.

¿Tiene opciones reales Capriles de ganar las elecciones?

¡De sobra! Sólo ve el nerviosismo que todo el régimen muestra aunque trate de esconderlo tras insultos y descalificación.

Capriles caló en una mayoría harta de engaños, harta de abusos. Mayoría que no soporta más ver a Venezuela convertida en una guarida de chulos, de terroristas, de traidores… Habría sido maravilloso que vieras -como lo vi yo- a ese pueblo llano acompañarlo en su inscripción como candidato el pasado domingo 10 de junio. Ver esas caras del pueblo que vuelven a sonreír porque ‘El flaquito’, como lo llaman con cariño, es valiente, es capaz, es decidido, tiene experiencia política y administrativa, es un abogado regresado de una muy buena universidad, tiene experiencia como diputado, como presidente del extinto Congreso de la Venezuela democrática, esto con apenas poco más de 20 años, como alcalde de un importante municipio de la ciudad de Caracas, como gobernador de uno de los estados más populosos y complejos del país.

Capriles no llega a la política buscando “resolverse”, llega porque tiene sensibilidad social verdadera. Capriles casa a casa y corazón a corazón suma diariamente más seguidores, y aunque ciertamente su contienda es desigual porque se enfrenta al poder omnímodo de un déspota, también el déspota está en desigualdad cuando de adversario tiene a un venezolano honesto y lleno de capacidades para gobernar.

¿Cuáles son los principales desafíos de Venezuela?

La inseguridad, la violencia… Desterrar el odio que sistemáticamente Chávez y sus huestes han sembrado para hacer de él un gran aliado en la tarea de destruir la Venezuela democrática.

Capriles y su equipo tienen un reto gigante, recibirán un país saqueado, un país al que le han destruido sus instituciones, que está invadido de terribles brigadas extranjeras dispuestas a todo… Ese país con circunstancias realmente dramáticas es el que Capriles debe rescatar para la unión, para la paz, para retornarle sus poderes autónomos al Estado, para volverlo a alinear a países democráticos y libres… Capriles, abanderado de la educación como herramienta de progreso de los pueblos, debe asumir que Chávez no ha hecho otra cosa que ideologizar, que permitir la invasión castrocomunista con su arenga de odio en las acciones de comisarios políticos disfrazados de maestros, entrenadores deportivos y médicos. Henrique recibirá un país desmantelado, con centros de salud ruinosos, destartalados.

Un país donde el propio régimen admite que el 97 por ciento de los delitos quedan impunes y en ellos hay una gran participación de funcionarios policiales y de seguridad del Estado. Un país al que se le ha hecho normal que cada mes mueran miles de seres abatidos por la violencia. Un país que en 12 años ha visto morir a casi 160.000 personas y esto no levanta ninguna reacción.

Es un reto inmenso, pero estoy segura de que Henrique Capriles sabe el tamaño de su compromiso con un país que pone en él sus esperanzas.

¿Cree que el actual escenario político podría degenerar en una confrontación civil?

No sé. Las reacciones de los pueblos son muchas veces impredecibles y pueden dar un vuelco y de pacíficos pasar a belicosos. Espero que no suceda… Estoy convencida de que Chávez y esa siniestra cofradía, de perder las elecciones, algo más que posible, buscarían conducirnos al terreno que bien conocen, el del odio, el terror, la violencia. Si Chávez llega a las elecciones, y espero que así sea, o realmente muere porque su mal es terminal, la banda es capaz de arrasar Venezuela. No se olvide que son la versión siglo XXI de las horrendas montoneras decimonónicas, esas que bañaron de sangre la geografía venezolana, montonera reforzada ahora por el mal disfrazado de nacionalismo y de credos.

Alfredo Keller, analista político y principal
encuestador de Venezuela

El segundo entrevistado es Alfredo Keller, analista político y principal encuestador de Venezuela, le realiza las mismas preguntas

¿Cree que las elecciones venezolanas serán limpias?

No, no lo son. No se trata de fraude en el sentido clásico. Si la oposición logra tener testigos en todas las mesas será muy difícil modificar los resultados. Los problemas son otros:

a) El CNE ha dispuesto un nuevo sistema electrónico. El elector activa la máquina de votación para poder votar con su huella digital. Para mucha gente surge la duda si no hay una identificación del voto emitido con el emisor. Lo hacen a propósito para generar temor a represalias. En mi último estudio nacional de opinión pública el 37 por ciento de los electores cree que el voto no es secreto, lo que hace que el 34 por ciento tenga desconfianza en la transparencia del CNE.

b) El ventajismo gubernamental es absoluto. Mira este link como ejemplo: http://www.lapatilla.com/site/2012/06/12/asi-se-financio-la-movilizacion-deayer-al-cne-documento-confidencial/ Es lo suficientemente ilustrativo.

c) El Registro de Electores es un “secreto de Estado”. Es imposible hacer una auditoría porque el CNE impide verificar las direcciones de los inscritos. La oposición sospecha que hay un registro falso de unos dos a tres millones de electores fantasmas.

d) La creación de temor es la estrategia básica del chavismo. Amenaza con la violencia y repite sin cesar que la única garantía de paz en el país es si gana Chávez.

El temor desactiva aproximadamente a un tercio de los electores (la gran mayoría opositora) según mi última encuesta.

¿Dejará Chávez el poder democráticamente?

Algo difícil de creer. Los intereses que ha creado nacional e internacionalmente son de tal naturaleza (y las violaciones a la ley también) que les costaría mucho abandonar el poder. Varios de ellos (militares y civiles) han declarado que no abandonarán el poder por las buenas y han amenazado con irse a la lucha armada para preservarlo. Difícil saber si son capaces de irrumpir de esa manera.

¿Tiene opciones reales Capriles de ganar las elecciones?

Sí, absolutamente. Para lograrlo no le bastará sacar más votos sino poderlos defender.

La oposición está en desventaja institucional y política al respecto. Especialmente porque los árbitros (el CNE y los militares) dicen estar (y de hecho están) a favor del régimen.

¿Cuáles son los principales desafíos de Venezuela?

Varios, pero el principal es el poder superar la división política de la polarización, llevada a extremos por el chavismo. Vivimos una especie de guerra civil de baja intensidad. Superar eso no es fácil. Por ejemplo, las secuelas de la guerra civil española están aún vivas.

¿Cree que el actual escenario político podría degenerar en una confrontación civil?

La confrontación existe. Si es hacia una confrontación armada, pues lo veo muy difícil.

Todas las armas están del otro lado. Lo que sí podría degenerar en un conflicto armado es un eventual conflicto sucesoral entre las facciones del chavismo, lo que obligaría a una intervención militar y, eventualmente, a un Gobierno de transición cuyo perfil es imposible determinar por ahora.

Ricardo Angoso
Periodista español. Analista político.
Corresponsal de la Revista Cambio 16 para América Latina
rangoso@hotelquintadebolivar.com 

 

 

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés