Fernanda Kobelinsky: Venezuela mira hacia Fuerte Tiuna

28 de junio de 2017

Diosdado Fuerte Tiuna



La crisis reavivó las grietas dentro de las Fuerzas Armadas. Las escisiones en el propio chavismo abrieron la puerta a especulaciones sobre una posible sublevación militar. El papel determinante de Diosdado Cabello

Venezuela lleva más de 90 días de protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro. Tres meses de manifestaciones y más de 90 muertos por la brutal represión. En este escenario las FFAA son claves para mantener al régimen en el poder. La Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana son quienes lanzan esas bombas lacrimógenas, activan los hidrantes y dispersan las barricadas que ya son cotidianas. Pero ayer, esas mismas FFAA que el chavismo se ufana de controlar en una “gloriosa unión cívica militar” que “garantiza la revolución bolivariana” se transformaron en protagonistas pero no por leales, sino por sospechadas de insurrección.

Así, el Complejo Militar de Fuerte Tiuna, la base más importante de Caracas y sede del ministerio de Defensa, aparecen en el foco. Si hay una sublevación, el Fuerte Tiuna podría ser el objetivo… o su gérmen. De hecho, cualquier movimiento en torno a las instalaciones genera rumores y hoy, también los hay. Por eso, todos los ojos apuntan hacia allí. “El Fuerte Tiuna es el más importante del país, siempre se va a hablar de él”, explica Sebastiana Barráez, periodista de investigación y especialista en temas sobre las FFAA de Venezuela.

“Por primera vez en 15 años de chavismo se abre la puerta para especular sobre un eventual golpe militar”, advierte Rocío San Miguel, la Presidenta de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional de Venezuela. El análisis de la especialista explica por qué los rumores en torno a una sublevación empiezan a proliferar en territorio venezolano.

Piloto Oscar Pérez
Ayer el propio Nicolás Maduro llamó a defender la revolución con las armas y un policía, Oscar Pérez, sobrevoló con un helicóptero la sede del Tribunal Supremo de Justicia y lanzó cuatro granadas. En su mensaje grabado en video, llamó a asediar el Fuerte Tiuna.

“Hoy 28 de junio de 2017, no hay ninguna sublevación militar en Venezuela, no hay evidencia de que Peréz tenga cómplices”, asegura San Miguel, aunque agrega que nada es imposible: “Aquí todo es tan volátil, por eso digo que hoy no hay rebelión”.

Entonces por qué el chavismo ya empieza a hablar de insurrección. “Porque en su su propio temor está dibujando escenarios que eventualmente pueden ser reales y se inscribe en la idea de hacer un llamado a sus seguidores para la defensa de la revolución. En el temor que tiene el gobierno venezolano en que pueda haber una insurrección militar está llamando a la toma de las armas a los seguidores de la revolución bolivariana”, explica San Miguel, una de las venezolanas que más conoce a las FFAA y no responde al chavismo.

Para ella, lo de Pérez puso en evidencia el fracaso de la defensa aérea de la capital, pero por ahora es un “hecho aislado”. Lo que sí confirma son “las grietas” dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Según detalla, hace años que conviven distintos grupos de poder, pero frente al “rechazo mayoritario del pueblo al gobierno” esa coexistencia se ve afectada.

Hoy, esas facciones son escisiones dentro del chavismo. La oposición venezolana no tiene relación con los militares. San Miguel es determinante, “en absoluto” se les puede responsabilizar de ningún intento de sublevación militar.

Diosdado y sus incondicionales
El personaje clave es Diosdado Cabello. El vicepresidente del PSUV, es el hombre a seguir en este escenario.

“El poder de fuego está en manos de efectivos de la promoción de Cabello” por lo que la lealtad a Maduro depende en cierta forma de él. El polémico ex presidente de la Asamblea Nacional- acusado de corrupción y narcotráfico- tiene una rivalidad conocida pero siempre desmentida con el presidente. De su relación se especula desde la propia muerte de Hugo Chávez. Pero hoy, el escenario de protestas, la crisis económica y los problemas en el sector petrolero, en vez de reavivar tensiones, los unió. Barráez es contundente: “Tienen una alianza estratégica” .

Maduro y Diosdado alianza
De hecho, la decisión de relevar a todos los mandos tuvo por objetivo permitir el ascenso de la promoción de 1987, la de Cabello. “Igual sigue existiendo una disputa por espacios de poder”, advierte Barráez.

San Miguel concuerda: “Maduro nombró nuevas autoridades en todas las áreas con poder de fuego, es evidente que trata de buscar equilibrios en los apoyos”.

La decisión del chavista de cambiar el alto mando reside, explica Barráez, en el descontento de las cúpulas con la convocatoria la la Asamblea Nacional. “El comandante de la Aviación, Edgar Valentín Cruz Arteaga se los hizo saber a los altos mandos y Maduro los relevó a todos”, explica Barráez.

Los ojos están puestos en el Fuerte Tiuna. El complejo militar es un símbolo, lo que está en la mira es la reacción de las FFAA ante el inocultable escenario de caos en Venezuela.


Fernanda Kobelinsky


Por Fernanda Kobelinsky 

fkobelinsky@infobae.com





Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés