En Venezuela, periodista​s que vemos, que oímos, que decimos

28 de junio de 2012

diaperiodistaportada

Comentario del jueves 28 de junio de 2012

Ayer 27 de junio se conmemoró en Venezuela el Día del Periodista, y hablo de conmemoración más que de celebración porque es cada día más difícil y más riesgoso ejercer la profesión en este país nuestro tomado por un neotirano cuartomundista y castrocomunista que sólo busca imponer una voz, un discurso y por supuesto comisarios políticos en roles de periodistas para que sea la “Historia oficial” lo que se sepa y lo que se imponga.

Pero aún frente a los inmensos riesgos que se corren al ejercer esta profesión, somos muchos los que con tenacidad no dejamos de informar, de denunciar y de analizar. No dejamos que el miedo –gran estrategia del régimen de Chávez- silencie nuestras voces y nos convierta en copia de los tres legendarios monos inmortalizados hace más de 1800 años, en una escultura de madera de Hidari Jingorō y situada sobre los establos sagrados del santuario de Toshogu al norte de Tokio en Japón.

Los japoneses llamaron a estos tres seres mitológicos Mizaru, Kikazaru e Iwazaru que significa respectivamente “no ver, no oír y no decir” Aunque jamás se aclaró que era lo que estos monos llamados por algunos Sabios y por otros Místicos no ven, no oyen y no dicen. La tradición oficial lo ha impuesto como “No ver el Mal, no escuchar el Mal y no decir el Mal”…

¡Pero que interesante! Estos tres monitos que muchos los ven sin conocer la profundidad de su simbología y tampoco la divergencia por su significado complejo además y bien diverso, nos presenta algo que parece eterno: A los tres monos que en japonés se les define como san saru la élite gobernante los ensalzaba como imagen de prudencia, mientras que entre el pueblo –siempre sabio y siempre acertado, lo ven como una manipulación para llevar a las personas a “rendirse” al sistema, a adoptar un código de conducta que impone la prudencia de no ver ni oír la injusticia, ni expresar la propia insatisfacción…

Por eso, justo cuando ayer se conmemoró en Venezuela el Día del Periodista, que oportuno recordar a Mizaru, Kikazaru, e Iwazaru, recordarlos para no parecernos a ellos, no dejar que el miedo a un régimen despótico nos paralice y nos convierta en cómodos convidados de piedra que no veamos el horror de estos más de 13 años de era chavista; tiempo de saqueos, de traición a la Patria, de imposición de hermandades con lo peor de la humanidad, de violencia, impunidad y muerte. Que no escuchemos el descontento de millones, el llanto de millones, las voces clamando libertad y fin de una neotiranía. El rechazo que expresan los que no soportan seguir viendo el país invadido de chinos, de rusos, de iraníes, bielorrusos, de cubanos, de mercachifles y chulos que desangran y arruinan Venezuela. Que no denunciemos tantos crímenes, tantos abusos, tantas mentiras, tantas farsas…

Por suerte Venezuela tiene muchos periodistas valientes, y algunos empresarios de Medios de Comunicación que no aceptan callar, que no aceptan arrodillarse frente al déspota militar cuya ambición es emular a otros tiranos que han logrado eternizarse en el Poder y mandar brutalmente sobre el llanto, sobre el hambre, sobre la iniquidad, sobre la desesperanza de pueblos cuya gente pasó de ser ciudadanos a ser esclavos…

En Venezuela hay una reserva importante de gente con coraje, lo estamos viendo. Periodistas valientes y también una emergencia de políticos jóvenes que han salido valerosos y decididos a enfrentar a este déspota que responde a intereses extraños a nuestra realidad, a nuestra tradición, a nuestra patria. En Venezuela hoy sabemos que hay un camino, que las rutas hacia la liberación no están cerradas, que es cuestión de seguir luchando para llevar -el 7 de octubre de este mismo año- al triunfo a Henrique Capriles, el candidato de la Unidad, el hombre joven y competente que devolverá a esta tierra la soberanía y la democracia pateada por un déspota y sus cómplices.

Eleonora Bruzual
Periodista venezolana
ebruzual@gmail.com @eleonorabruzual

 

Usted puede escuchar el audio original
desde nuestro canal YouTube

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés