Descubren pareja de planetas donde podría existir vida

27 de abril de 2013

Telescopio espacial

El telescopio espacial Kepler ha descubierto dos planetas fuera de nuestro Sistema Solar que parecen muy similares a la Tierra, informa la revista «Science» en su edición online. 
 
 Planetas nuevos 2
Los dos cuerpos celestes se encuentran a una distancia de su estrella que permitiría la existencia de agua en estado líquido. Ambos planetas tienen un radio 1,5 veces superior al de la Tierra, señala el equipo de astrónomos dirigido por la agencia espacial estadounidense (Nasa). «Son la primera pareja de exoplanetas en una zona habitable que, debido a su pequeño radio, son con mucha probabilidad planetas rocosos», dijo a la agencia de noticias DPA la astrónoma Lisa Kaltenegger, del Instituto Max-Plack de astronomía.
Planetas nuevos
Los planetas Kepler 62e y Kepler 62f orbitan la misma estrella, uno en 122 días y otro en 267. Pertenecen a un sistema compuesto en total por cinco planetas y que se encuentra a 1.200 años luz de la Tierra. Kaltenegger ha calculado cómo serían las atmósferas de estos nuevos exoplanetas.
 

Kepler 62f

Kepler-62f, posiblemente el planeta con mayor
potencial de habitabilidad conocido

El Kepler 62f sólo podría albergar agua en estado líquido si en su atmósfera hubiera grandes cantidades de gases de efecto invernadero. «Un ser humano tendría que llevar un traje espacial», señaló. El Kepler 62e recibe algo más de luz de su estrella que la Tierra y por eso necesitaría muchas nubes, para que el agua de su superficie no se evaporara. Según la experta, es posible que ambos planetas tengan una superficie cubierta por gigantescos océanos.
 Planetas Kepler
No obstante, por el momento los astrónomos no quieren calificarlos de nuevos «planetas Tierra». Aún no se sabe «si Kepler 62e y Kepler 62f son realmente planetas rocosos o si tienen atmósfera y agua», señalan en Science.


Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés