Fidel Castro el verdugo de Cuba ha muerto

26 de noviembre de 2016

fidel-castro-muere





El tirano Fidel Castro, murió ayer viernes a los 90 años, informó su hermano Raúl Castro en un mensaje transmitido este sábado por la televisión estatal.

Castro estaba apartado del poder desde julio del 2006, cuando una crisis de salud lo obligó a ceder el mando a Raúl. Su enfermedad nunca fue revelada oficialmente.

«Con profundo dolor comparezco para informar a nuestro pueblo (…) que hoy 25 de noviembre de 2016 a las 10.29 de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz», dijo Raúl Castro en un mensaje que leyó y fue divulgado por los medios estatales.



«Cumpliendo la voluntad expresa del compañero Fidel, sus restos serán cremados en las primeras horas de la mañana del sábado 26», agregó desde su oficina, vestido de verde olivo, según los reportes de la televisión estatal.

Castro, un asesino implacable convirtió en símbolos de su era la barba, el uniforme guerrillero verde oliva y los tabacos. Despiadado, calculador, amoral se aposentó en la geopolítica global al aliarse a Moscú poco después de bajar en 1959 de la Sierra Maestra para derrocar a Fulgencio Batista, un niño de pecho en comparación con él.

Fue enfermizamente venerado por miles de cómplices de izquierda, y pocos fueron los países y los líderes que se le opusieron y combatieron. Estados Unidos y cubanos exiliados que abandonaron la isla tras la revolución, jamás pactaron con él. La gran nación del norte solo con Barack Obama negoció y borró crímenes de este desalmado sátrapa. Millones de cubanos exiliados en el mundo lo recordarán siempre como el hacedor de la desgracia de esa pequeña isla caribeña.

Fidel y Raúl Castro 9
En el año 2006, luego de “Heredar” las riendas de la tiranía, Raúl adoptó algunas reformas para modernizar la deprimida economía estilo soviético de Cuba y más tarde inició un proceso con Washington para restablecer los vínculos diplomáticos tras más de cinco décadas de hostilidades. Solo maquillaje porque allí nada cambia, la represión, el terror, la miseria y la indignidad siguen inamovibles.

Fidel Castro simulaba apoyar tibiamente esas decisiones, cálculos perversos para no soltar el Poder por casi 6 décadas. Al morir se cierra un capítulo en la historia.

La era de Castro al frente de los destinos de Cuba, ubicada a 140 kilómetros (90 millas) de Florida, estuvo marcada por la invasión de Bahía de Cochinos en 1961 y al año siguiente con la crisis de los misiles cubanos que llevó al mundo al borde de una guerra nuclear. El asesino de la barba que gozó de la complicidad de buena parte del mundo, sobrevivió al merecido embargo comercial estadounidense. Se construyó una fábula de cientos de atentados a su vida, atentados que sobrevivía para levantar así esa historia infame, regada de sangre y plena de maldad.

Vivió lo suficiente para ver a Raúl Castro negociar una reconciliación diplomática histórica con el presidente estadounidense Barack Obama el 17 de diciembre de 2014, cuando Washington y La Habana anunciaron la restauración de relaciones entre los dos países suspendidas en 1961. Reconciliación amoral que borró crímenes y garantizó la impunidad de él y su banda.

Fidel dirigió los destinos de los cubanos, para unos como un padre protector, para otros como un patrón severo, mesiánico y falaz. Bajo su gobierno nació 70% de los 11,1 millones de habitantes de la isla.

Fidel Castro 60 años de horror
Fidel Castro un implacable dictador que confiscó libertades y propiedades, sometió a la población a penurias económicas y no admitió el disenso. Más de 1,5 millones de cubanos partieron al exilio.

Nació en la aldea oriental de Birán el 13 de agosto de 1926, tercero de siete hijos del inmigrante español y terrateniente Angel Castro y de la doméstica canaria Lina Ruz.

Forjó su disciplina en escuelas jesuitas y moldeó su odio en la Universidad de La Habana, donde ingresó en 1945, graduándose de abogado en 1950. Prendió la mecha de la revolución el 26 de julio de 1953, cuando con un centenar de seguidores intentó tomar por asalto el Cuartel Moncada, un viejo centro militar convertido en hospital ubicado en Santiago de Cuba.

Tras salir de la cárcel en 1955 partió a México y regresó a la isla al mando de 82 hombres, entre ellos el argentino Ernesto Che Guevara y su hermano Raúl, en un accidentado desembarco el 2 diciembre de 1956 para iniciar la lucha guerrillera que derrocó a Batista.

Fidel Castro entrando a La Habana
El 1° de enero de 1959 los guerrilleros encabezados por Castro toman el poder mientras el dictador Fulgencio Batista huye de Cuba. De allí la historia de fusilamientos, de persecuciones, de odio, de penetración en otros países para hacer germinar su ideología tiránica y nefasta.

La historia, aunque se cuente con la esclava vocería y la indignidad de muchos, no lo absolverá.

Una nota informativa desde nuestra Mesa de Redacción


Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés