Mariela Castro una mujercita infinitamente mediocre y ridículamente engreída

26 de mayo de 2012

Mariela Castro portada

La señora Mariela Castro se salió con la suya, viajo al “cruel imperio” con todos sus derechos más que garantizados y allí, como compete a una pilla tan delincuencial como su padre y su tío, se dedicó a insultar a los cubanos democráticos, a esos que arriesgando la propia vida salieron de una isla esclavizada por los Castro desde hace ya más de medio siglo, buscando libertad y dignidad de vida…

Pero resulta que ahora la redomada farsante es una estrella, una heroína de las causas más justas, luchadora incansable por los derechos humanos y por las libertades. Para miles se hace bien chocante ver que en los Estados Unidos este tipo de gentuza pueda conseguir visas sin ningún problema. A Mariela Castro por supuesto se la dieron para montar su templete propagandístico en la ciudad de San Francisco, y a otros también se las otorgan bien rápido, como es el caso de los hijos de “Charco de Sangre” Ramiro Valdés, o familiares de comisarios políticos que controlan periódicos de la tiranía y ven complacidos como hijos o sobrinas llegan al “odiado” imperio y de inmediato se colocan hasta en las Mesas de Redacción de reconocidos periódicos haciendo en ellos depuraciones de aquellas voces que consideran más dañinas a sus intereses,

Y esos intereses han quedado muy claros con la publicitada y circense visita de Mariela Castro, porque si algo nos muestra es que los tiranos Castro y su siniestra nomenclatura cuentan con buenos y provechosos aliados en Estados Unidos y concretamente en el gobierno, algo que seguramente influyó para que la farsante hija de Raúl Castro llegará asegurando que si pudiese ejercer el voto en ese país, ella lo haría por Barack Obama…

Y es tanto un show esto que ha montado la hija de Raúl Castro, que hablando sólo ante menos de 100 personas, y prohibiendo que periodistas estuviesen en su templete y pudieran formularle preguntas, vemos en decenas de diarios impresos y medios digitales y radioeléctricos a esta pilla, pontificando sobre respeto a la diversidad, a las libertades, a los Derechos Humanos y por supuesto insultando e irrespetando a los cubanos exiliados, que perdiéndolo todo, sufriendo persecución, cárcel y despojos impuestos por Fidel y Raúl Castro sus siniestros parientes, tienen que calarse esta afrenta en un país donde llegaron a demostrar su tesón, su infinita capacidad de trabajo, su honorabilidad, su condición humana, su respeto a las leyes y sobre todo su infinito amor a la libertad.

A mis amigos los exiliados cubanos que en todo Estados Unidos hoy viven la afrenta que significa que el gobierno de ese país permita que esta esbirra llegue a la tierra que ellos han hecho suya, a la tierra a la que han dado esfuerzo, dedicación, amor, respeto, sintiéndose con derechos a insultarlos, irrespetándolos y burlándose del dolor, de los principios, de las luchas de todos, quiero decirles que comparto vuestra cólera, vuestra perplejidad ante algo que no debió suceder, menos cuando es evidente que toda esa banda castrocomunista lo que siente por la nación americana es odio y envidia, y su única obsesión es destruirla…

A esta mujercita infinitamente mediocre y ridículamente engreída no se le ocurrió otra cosa que asegurar que como su gran “Cruzada” es la defensa de las libertades de los homosexuales que bien conocen de los crímenes que contra muchos de ellos cometió Fidel Castro y toda su siniestra tiranía, crímenes que por supuesto Mariela Castro ni se digna recordar y menos admitir, sólo estaba en San Francisco para “Trabajar” y por tanto no daría ninguna entrevista ni respondería preguntas de los periodistas… Y es que hija de esbirro, es esbirra… O cree ella que allá y en todas partes no recuerdan no sólo a su siniestro padre y a su sanguinario tío. Que no recuerdan que su madre, verdadera cancerbera llegó a los Estados Unidos pretendiendo silenciar a periodistas cubanos, mostrándoles los dientes creyendo que los amedrentaría…

Mariela Castro sólo hace lo que compete a un engendro de semejantes demonios, por tanto, viendo su asqueroso proceder creo que cabe contentarnos porque un insulto salido de su inmunda boca es prueba de que no hay coincidencia alguna entre el heroico exilio cubano y esas ratas que por complicidad de algunos y hasta por mucha irresponsabilidad se han ido colando en la gran nación americana, socavando bases democráticas, principios y valores que hacen de ella la gran garante de la Libertad.

La esbirra logró llevar a cabo su calculada campaña mediática. Logró lo que la tiranía de la que es parte dirigente niega a los cubanos… Se pavoneó en San Francisco, insultó y mintió gracias a esa incoherencia del gobierno de Barack Obama que en el mismo tiempo en el cual Hillary Clinton Secretaria de Estado afirma que en Cuba «continuó la represión sistémica de los derechos humanos y las libertades fundamentales durante el 2011, y que el Gobierno de Raúl Castro –padre de la farsante Mariela Castro- impuso restricciones severas a los medios de comunicación, perpetró «amenazas gubernamentales, intimidación, acoso y detenciones para evitar que los ciudadanos se reunieran libremente y además, hubo un aumento significativo de los arrestos a corto plazo y actos de repudio orquestados por el Estado que se dirigieron en 2011 contra el grupo disidente de las Damas de Blanco”, le otorgó un visado a una cómplice de todos estos crímenes para que desde una ciudad norteamericana, engañe, insulte y monte una farsa que seguro les dará dividendos.

Eleonora Bruzual
ebruzual@gmail.com
@eleonorabruzual

Este comentario puede ser escuchado en un Audiovisual colocado en nuestro Canal YouTube

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés