…y volví para defender los derechos de los comensales

26 de marzo de 2013

monsieurgloutonportada

Hace ya más de siete años, justo en el mes de mayo del año 2005 inicié mis crónicas en Gentiuno, las inicié saludando a quienes catalogo como la estimada Gente del Mundo, gente de hoy, gente de este Siglo XXI con tecnologías que permiten la información inmediata, la denuncia, el “Pataleo” sin censura… La defensa de derechos…

Le decía y lo repito ahora cuando retorno a Gentiuno.com en su nueva etapa y venciendo a los malos que trataron de destruir tan buen Portal que aquí me tienen, comelón y exigente para contarles cada vez que pueda lo que se come y se mal come en restaurantes y sitios tanto de Caracas como de otras ciudades de Venezuela y muchos otros países donde me llevan mis andariegas piernas y mi ávido apetito…

Soy muy bien eso que los franceses, perfectos a la hora de definir con un término una cualidad, llaman un Gourmont, pero también soy un Gourmet. Soy goloso, exigente, incisivo, cuido por igual mi estómago como mi dinero, por tanto, conversando con la Editora de GENTIUNO.COM –hace como les digo ya muchos años- me fasciné cuando en la cocina de su casa, fogón donde se guisa y se guisa muy bien, conversábamos sobre una nueva moda que no sólo azota Venezuela, sino que peligrosamente se está expandiendo por esos mundos de restaurantes, posadas y ventorrillos de todo el planeta… Esa ya no tan nueva moda de calificar a cualquier “Pirata” como Chef y hacer el tonto pagando por mala comida en pésimos comederos…

Y repito lo dicho, estoy aquí para denunciar la “Cocina de Horror”, y a los Chef y sus sitios, la nueva gastronomía pirata. La Generación de los Chef corsarios, la cocina “Sir Francis Drake”…

Así pues mis amigos, mis compañeros de placeres gastronómicos, nos volvemos a encontrar aquí en los espacios de Gentiuno.com porque aunque me dé mis perdidas yo llegué para quedarme y ser vuestros ojos, vuestros paladares y sobre todo el guardián de vuestras carteras amenazadas por esos piratas de fogones, esos ineptos ahora disfrazados de Chef, y por tantos caza bobos que ponen restaurantes para emboscar incautos…

Y no me voy sin decirles a todos mis consecuentes lectores, los que me escriben y escriben aun cuando haga ya mucho tiempo que dejé estas crónicas, que he retornado animado con este hermoso y completísimo Gentiuno.com y que no deben olvidar que quizás en la mesa de enfrente, o codo a codo en esa barra puedo estar yo MONSIEUR GLOUTON. Escríbanme, serán mis compañeros de cruzada por el respeto al comensal y la motivación para más crónicas…

verdaderomonsieurglouton@gmail.com
monsieurglouton@cantv.net

 

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés