Mercedes Montero: Confiscación del derecho a la educación (I)

24 de marzo de 2015

Escuelas comunistas en Venezuela

 

 

Los caminos para salir de la pobreza son a) La educación que hace que el ciudadano ejerza sus derechos y cumpla con sus deberes en forma consciente y b) El trabajo que le permite salir de la pobreza, tener un mejor nivel de vida y alcanzar estabilidad social.

En las democracias, el respeto por el derecho a la educación es pilar fundamental para su desarrollo y crecimiento. En las dictaduras sucede lo contrario, se trastoca la educación con el adoctrinamiento como táctica para mantener al pueblo ignorante sobre sus derechos y la consiguiente sumisión para poder sobrevivir. Educar e ideologizar
Lamentablemente con la llegada del difunto al poder el adoctrinamiento se enraizó en la Venezuela actual produciendo una vorágine descrita en las palabras de Jorge Giordani, ex ministro de Planificación “Los pobres son el capital de la revolución” y de Héctor Rodríguez, Ministro de Educación, “No es que vamos a educar a la gente para que sean escuálidos” Escuálido para la “revolución” es toda aquella persona que quiere vivir en democracia.

La confiscación del derecho a la educación es un tema extenso y profundo que debe ser tratado por partes para poder entender su objetivo.

Unas estadísticas vergonzantes dan una idea de la catástrofe creada por la revolución en materia de educación.

SOLO 16% DE PLANTELES PÚBLICOS TIENEN DIRECTORES DESIGNADOS:

La Memoria y Cuenta 2013-2014 revela que la ausencia de directores de escuelas y liceos dependientes del Ministerio de Educación sigue siendo una deuda por saldar, en total hay 1.958 directores para una planta física de 12.130 centros. De acuerdo a los informes de Educación para Todos, de la Unesco, la falta de directores incide directamente en la calidad educativa, porque es la persona encargada, junto al resto de docentes, de gestionar la administración escolar. «La principal causa de la falta de directores es la eliminación de los concursos de oposición por el Ministerio», acotó el presidente de Fetrasined, Falime Hernández (…)

abandono escolarEl abandono escolar. De acuerdo con la Memoria y Cuenta 2014 del Ministerio de Educación. En apenas 2 años -del 2012 al 2014- 549.069 estudiantes menos se inscribieron en el sistema escolar oficial, En el año escolar 2011-2012 se registraron 6.769.751 inscritos, mientras que en 2013-2014 fueron 6.220.682.

La matrícula de educación primaria en el sector oficial se contrajo entre 2012 y 2014 en 19.253 estudiantes menos. La mayor reducción de alumnos se observó en cuarto grado, con 16.287 estudiantes menos. Según datos del informe gubernamental, 25.057 alumnos habrían desertado definitivamente de primaria en el año escolar 2012-2013, mientras que en 2011-2012 abandonaron la escuela 982 niños.

Deserción escolarLa matrícula de educación media se contrajo en 132.743 alumnos. Más de 76.000 jóvenes entre 15 y 16 años de edad dejaron de inscribirse en los centros educativos para cursar bachillerato durante el actual año escolar. En el año 2012-2013 se inscribieron 2.372.098 adolescentes en esta etapa y al año siguiente el número se redujo a 2.339.355; es decir, 132.743 alumnos, lo que equivale a 5,5% de la matrícula. La mayor disminución fue en tercero, cuarto y quinto año. La mayor contracción en bachillerato, en todas las dependencias, se registró entre la población de 15 y 16 años de edad. 43.576 jóvenes de 15 años de edad dejaron de inscribirse en el período escolar 20132014, y otros 32.744, con 16 años de edad, en comparación con el año anterior.

A juicio de Luis Bravo Jáuregui, investigador en materia educativa, la caída en el comportamiento del sistema educativo se debe al «enorme retroceso de la atención oficial» en materia de misiones educativas, en las que hubo una contracción matricular de 453.536 inscritos, así como a la desaceleración de la atención oficial en los restantes niveles y modalidades de la educación (…)

Escuela deterioroEl abandono que sufre la educación en Venezuela se hace evidente en el estado deplorable que se encuentran las escuelas públicas, que en muchos casos no tienen instalaciones sanitarias adecuadas, ni canchas deportivas, ni mantenimiento, son inseguras ya que están bajo constante ataque por parte de la delincuencia que destruye su planta física, les roba los equipos, materiales, rompe pupitres, ventanas y en muchos casos agrede a los maestros. Las escuelas de Antímano en Caracas pueden dar testimonio de esto, también la Escuela Bolivariana “Caja de Agua”, municipio Caribubana, edo. Falcón, cuya sociedad de padres y representantes cerró las puertas hasta que las autoridades regionales tomen medidas ante la inseguridad.

Una escuela sin director es como un barco sin capitán, que va a la deriva, sus pasajeros o se ahogan, o nadan hacia una orilla como destino incierto.


Mercedes Montero foto1
Mercedes Montero

Columnista de Opinión
mechemon99@yahoo.co.uk / @Mechemon



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés