Hace 30 años Motorola inició la era de los celulares

23 de septiembre de 2013

Motorola Portada


El nuevo teléfono de Apple, el iPhone 5s, salió a la venta coincidiendo con un aniversario muy significativo: el 21 de septiembre de 1983 la empresa Motorola obtuvo el permiso de venta del DynaTAC 8000x, el primer teléfono móvil comercial del mundo.
 ifhone y Motorola

Su forma cuadrada se convirtió en un clásico del diseño. Pese a ser grueso, pesar casi un kilo y tener una autonomía de sólo media hora, fue una revolución: el primer celular que se podía comprar en el mercado.
 
No fue hasta marzo de 1984 cuando los primeros clientes pudieron tener en la mano el DynaTAC 8000x, imposible de meter en el bolsillo con su peso de 800 gramos y un largo de 25 centímetros (sin contar la antena negra). Además, costaba 3.995 dólares, por lo que no era accesible para cualquiera.
 
Con él se podía hablar media hora antes de quedarse sin batería y se podían grabar hasta 30 números de teléfono. Para cargar la batería hacían falta diez horas y la pequeña pantalla mostraba únicamente en rojo los números marcados.
 

Pese a ello, inició un cambio rotundo, pues los teléfonos “móviles” de aquel entonces estaban incluidos en los coches o tenían que ser llevados en una maleta.

El aparato fue obra sobre todo de un hombre, Martin Cooper, que desarrolló para la firma estadounidense la tecnología del DynaTAC y que diez años antes había hecho la primera llamada desde un dispositivo móvil.

Hijo de inmigrantes ucranianos, Cooper creció en la época de la Gran Depresión en Chicago y estuvo en la Guerra de Corea antes de entrar en Motorola en 1954.

Motorola 1

Martin Cooper utilizando un Motorola DynaTAC.

Pese a ello, inició un cambio rotundo, pues los teléfonos “móviles” de aquel entonces estaban incluidos en los coches o tenían que ser llevados en una maleta. El aparato fue obra sobre todo de un hombre, Martin Cooper, que desarrolló para la firma estadounidense la tecnología del DynaTAC y que diez años antes había hecho la primera llamada desde un dispositivo móvil.

 
Hijo de inmigrantes ucranianos, Cooper creció en la época de la Gran Depresión en Chicago y estuvo en la Guerra de Corea antes de entrar en Motorola en 1954.
 
El nacimiento no fue fácil, porque los responsables de las cuentas de Motorola no estaban de acuerdo, se quejó cierta vez en una entrevista con la revista “The Economist”. Una y otra vez le preguntaban cuándo dejaría de gastar dinero en su proyecto favorito y éste comenzaría a dar frutos. “Costaba tanto e hizo falta tanto tiempo”, reconoció Cooper.
 
Pero al final, su visión de futuro tuvo éxito. Motorola fue durante muchos años el fabricante número uno de celulares. No fue hasta 1998 que lo desbancó la finlandesa Nokia, cuando el avance del sistema GSM a nivel internacional le dio ventaja a los europeos.

Martin Cooper Motorola
 
Hoy sin embargo, ninguno de los dos son los reyes del mercado. Nokia acaba de vender su división de móviles a Microsoft. Y Motorola pertenece a Google, que quiere darle un nuevo impulso a la empresa pionera con el modelo Moto X. El teléfono, montado en Texas en vez de en Asia, busca imponerse gracias a una serie de variaciones de diseño que lo diferencian.
 Moto X Motorola
En la actualidad hay en todo el mundo más de 6.000 millones de conexiones de telefonía móvil y más de mil millones de smartphones. Los líderes del mercado de “teléfonos inteligentes” son Samsung y Apple.
 
Los elementos técnicos del nuevo iPhone de Apple vuelven a subrayar los avances que permitieron dar el salto en los últimos 30 años: cuenta con un chip con una capacidad de procesamiento que hace diez años solamente alcanzaban PCs de escritorio, un escáner de huellas dactilares y pesa apenas algo más de 100 gramos.
 
Cooper, de hoy 84 años, se vio sorprendido incluso él mismo por el éxito de su invento. “Sabíamos que llegaría un día en que todo el mundo tendría teléfono, pero era difícil imaginarse que pasaría estando yo vivo”, aseguró.
 Jitterbug
Pese a ello, en una entrevista con CNN en 2010 señaló que cree que el uso de los celulares es en la actualidad demasiado complicado. Por eso, junto con su mujer diseñó el teléfono “Jitterbug”, un celular con teclas grandes y tapas que sólo sirve para hacer llamadas.
 

Andrei Sokolov
Periodista


 
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés