Jesús Peñalver: Barbaridades

23 de abril de 2016

Fuera Maduro 2





La oposición democrática venezolana conformada en la MUD, propone salidas o fórmulas constitucionales, pacíficas y electorales para salir del régimen de Maduro y propiciar un cambio urgente y necesario en los destinos del país. Por el contrario, el espurio, cuya nacionalidad se desconoce, manda a sus acólitos o tropas a derrocar la AN. ¿Quién carajo es el golpista?

CNE atropello contra prensa y diputados
Lo de ayer en el CNE, es decir, los atropellos de la llamada GNB en contra de diputados que exigían la entrega de planillas para la convocatoria a referendo y a periodistas que cubrían la noticia, revela como la justica es violada también con antiguas y nuevas formas de opresión que derivan de la restricción de los derechos individuales y colectivos, tanto en las represiones del poder político como en la violencia en las reacciones de sus funcionarios civiles, militares o policiales, hasta el límite extremo de las condiciones elementales de la integridad personal.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral miente al señalar que el organismo que preside es el único que tiene competencia para tomar la iniciativa legislativa en materia electoral, cuando en realidad corresponde a la Asamblea Nacional legislar en la materia de todos los poderes constituidos en el país, incluyendo el Poder Electoral, conforme con el artículo 187 constitucional.

Maduro ordena a Tibisay
No queda duda de que esa suerte de “ministerio electoral”, tanto, igual o más servil que el bufete de Maduro aposentado en Dos Pilitas, permanentemente entre El Silencio y Pajaritos, hoy violenta una vez más la Constitución Nacional.

La carta del CNE enviada el lunes 04 de abril a la directiva del parlamento, firmada por su “célebre” presidenta, pasará a lo más gris de la historia electoral venezolana, al pretender desconocer la competencia del Poder Legislativo, arrogándose una competencia que no le corresponde en forma exclusiva, y tratando de manipular a la opinión pública.

Es preciso recordar, que la ley vigente que rige los procesos electorales fue aprobada por la anterior gestión de la Asamblea Nacional, con mayoría roja rojita, por iniciativa del PSUV, a través del diputado Darío Vivas. Ergo, miente descaradamente el CNE por boca de su presidenta, cuando sin desparpajo alguno se atreve a afirmar, que corresponde solo al Poder Electoral tal iniciativa para legislar.

Siendo así, y a falta de iniciativa del CNE (aunque no le es exclusiva la competencia), la Asamblea Nacional, actuando con legitimidad y en ejercicio pleno de sus competencias, cuando presentó para su estudio, discusión y promulgación, el proyecto de Ley de Referendos.

Llama la atención como el CNE (consejo nacional de escollos), ese mismo órgano servil que solo se tardó media hora en contabilizar las millones o “millonas” de firmas contra del Decreto de Barack Obama, aún no ha enviado ni entregado en modo alguno, las planillas solicitadas para iniciar formalmente el proceso de Referendo revocatorio del mandato de aquel personaje, República, Nicolás Maduro.

¿Temor, angustia, apego cómplice al omnímodo poder? O culillo, que es esa perturbación angustiosa del ánimo de aquel que sabe que su partido y modelo fracasados, no ganarán nunca más una elección democrática en Venezuela.

Maduro tsj
Otro tanto hace el bufete de Nicolast, esa cuerda de gandules que trata de arrogarse también la exclusiva competencia de legislar sobre el Poder Judicial, siendo que la ley actual que regula al tribunal supremo de justicia (minúscula ex profeso), fue aprobada por una anterior Asamblea, roja rojita en su mayoría, precisamente para aumentar el número de magistrados en la sala in-constitucional, para sostener a quien hoy en mala hora manda en Venezuela, que dista mucho de ser héroe ni mártir, sino un títere dejado allí por el muerto golpista, con la anuencia de la siniestra dupla cubana.


Sin más vueltas, un gobierno fallido y delincuente en suplir alimentos, salud y seguridad a sus ciudadanos, no solo es motivo de burla, sino de rechazo por quienes ya no quieren ni una foto con ninguno de los secuaces del corrupto esqueleto burocrático venezolano.



Jesús Peñalver foto de jiulio 2015


Jesús Peñalver
es abogado

Columnista de Opinión
penalver15@gmail.com / @jpenalver




Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés