Persia y sus Alfombras de sueño…

23 de abril de 2013

Alfombras persas portada

Desde Irán, las bellas Alfombras Persas…
Alfombra persa 2
Vamos primeramente a definir con cierta exactitud lo que es una Alfombra. Esta puede decirse que es un tejido caracterizado por la elaboración en nudos, que se alinean a lo largo del lizo, alternados en uno o más hilos de la trama, para constituir una superficie tupida y compacta con los colores y dibujos que se deseen.
Alfombras persas nudosEl anudamiento se hace con la ayuda de telares: los más comunes son horizontales, hoy generalmente usados por poblaciones nómadas. Los verticales, en cambio, menos manejables y más usados por poblaciones sedentarias y en los talleres, permitían en general la realización de alfombras de mayores dimensiones.

Los llamados “nudos” de la alfombra son, en realidad, más bien trenzados. Los más usados son el nudo Ghiordes, o turco, y el Senneh, o nudo persa; en alfombras particularmente apretadas los nudos superan los 30.000 por dm2. Los hilos que se usan más a menudo son los de lana y seda; el algodón, el cáñamo y el yute aparecen a veces en la trama y en el lizo. Las sustancias colorantes para los hilos del anudamiento fueron, desde la antigüedad, de tipo animal y vegetal (por ejemplo el rojo se obtiene de la cochinilla, el amarillo del azafrán).
Alfombras orientales 4
La alfombra oriental está estrechamente ligada a los ideales estéticos dominantes en el mundo islámico: el gusto por el color y las formas ornamentales. Se trata de un arte no realista, en el que predomina la abstracción y la estilización de los temas naturales, junto a la repetición de elementos simples, compuestos sobre la base de modelos temáticos y geométricos derivados de la influencia que la cultura pitagórica tuvo en el mundo árabe.

La zona de difusión de la alfombra oriental está limitada al norte por el mar Caspio, por Siberia y Manchuria, comprende Corea hacia el este y se extiende hacia la India, el golfo Pérsico, el curso del Tigris y del Eúfrates. Abarca luego el Asia Menor, o Anatolia, de donde provienen alfombras de gran valor por concepción y color. Más hacia el interior, los armenios refinaron esta actividad, especialmente en las zonas montañosas del Cáucaso, mientras que el centro “áulico” de la alfombra oriental fue Persia, donde la preciosidad de la elaboración llegó a su apogeo con el renacimiento safavi, nombre de la dinastía que unificó el país a principios del siglo XVI.
Alfombras persas colorantesDespués de 1870 en Persia se adoptó el uso, proveniente de occidente, de los colorantes químicos con base de anilina y de cromo. Pero este procedimiento no fue bien acogido en el mercado porque da colores fríos e inestables.

La producción persa está dominada por las líneas curvas, con medallón central, por las representaciones de animales y de grandes árboles, por una extraordinaria profusión de flores y por una policromía muy rica.
Alfombra Tabriz 8
Las alfombras más típicas son las tejidas casi siempre en grandes dimensiones, en las grandes manufacturas de Tabriz, en las regiones de Kirman, Isfahan, Kescan, Heriz, Teheran, Qum y Herat.  Son afines en el planteamiento compositivo, pero con las líneas menos curvas y a menudo geométricamente quebradas (por influencia caucásica) las producciones de Ardabil, Feranan (con el característico motivo en palmetas agrupadas y esparcidas por toda la superficie), el Luristan y finalmente la alfombra, espléndida y llena de fantasía, de Shiraz, influenciada por el gusto de numerosos grupos nómadas que se establecían en torno a la ciudad (en efecto, estas alfombras son casi todas de pequeño formato).
Alfombras persas seleccionEste prodigio de la  artesanía iraní goza de fama mundial. La alfombra iraní es un símbolo del arte e industria de este pueblo y sus orígenes se remontan a los inicios de la cultura persa.  La maestría en la preparación de tejidos se originó por la necesidad de mantener calientes los hogares en la tierras altas y ahorrar combustible. Su evolución enriqueció tanto los colores y diseños que nadie puede competir con ellos. Esta maestría ha permanecido con el paso de los siglos y hoy en día las alfombras persas ornamentan los suelos de palacios, museos de prestigio, colecciones particulares, etc.

Vamos a parte de la historia de Irán

Las revueltas políticas de comienzos del siglo XVIII acabaron con la dinastía Safawí y, como consecuencia, con las fábricas de alfombras de la corte. Las alfombras actuales iraníes carecen de la extraordinaria riqueza de las realizadas entre los siglos XV y XVII, época de oro de la alfombra persa.
Alfombra kashan antiguaEn la segunda mitad del siglo XV se produjo una ruptura con las tradiciones medievales persas, a medida que fueron evolucionando los dibujos. Con el auge cultural de la dinastía Safawí (1502-1736) se crearon talleres de alfombras en Ardabil, Tabriz, Kasan e Isfahan, como centros de suministro para la corte. Los manuscritos miniados de la época ejercieron una fuerte influencia en la evolución del diseño de las alfombras. Los modelos persas de esta época se caracterizan por las composiciones equilibradas, los fuertes contrastes de color y un efecto de superposición de dibujos.
Alfombras persas de medallonEntre los diferentes tipos destacan las alfombras denominadas de medallón, a menudo realizadas en Tabriz, con un medallón central; las denominadas de jardín, normalmente del norte, con el interior dividido en parcelas a semejanza de los típicos jardines persas, y las denominadas de jarrón, probablemente de Kerman, en el sur, con un dibujo de rombos que se repite simétricamente a lo largo del eje longitudinal.

Las revueltas políticas de comienzos del siglo XVIII acabaron con la dinastía Safawí y, como consecuencia, con las fábricas de alfombras de la corte. Las alfombras actuales iraníes carecen de la extraordinaria riqueza de las realizadas entre los siglos XV y XVII, época de oro de la alfombra persa.

Los ingleses han significado a los iraníes y su  cultura milenaria, diciendo: “hablan con poesía y caminan en alfombras millonarias”, esto último porque las mismas adquieren un valor muy alto en el mercado, en la medida que se quiere adquirir una de mayor antigüedad.

Irán es un país que a pesar de tener otras riquezas, ha logrado que las exportaciones de alfombras alcancen cientos de  millones de dólares anuales, llegando a todos los continentes y confines del mundo. Después del petróleo se han convertido en la segunda exportación del país, hay cinco millones de personas que venden alfombras en Irán y los que las confeccionan son 100 por ciento profesionales.

Debido a los problemas políticos que enfrentó el país por muchos años, algunos vecinos se dedicaron a confeccionar alfombras como si fuesen iraníes, pero tenían claras muestras de la baja calidad de las mismas. Volvamos a concretar los lugares más famosos de confección de estas alfombras: Esfahan, Ghom, Naeein, Tabriz.
Persia tejedoras
Los tamaños de las alfombras varían, solamente las industrializadas son las que tienen medidas estándares. Es bueno saber que para lograr la confección de una alfombra depende del tamaño de la misma, por ejemplo una de dos metros de largo debe tener 850 mil nudos. Por cada 7 centímetros hay 60 nudos, por lo cual deben ser hechos por manos pequeñas, de tal manera que niñas de 2 a 3 años trabajan 11 meses para lograr esa meta, aunque esta barbaridad es poco comentada en el mundo, y no le resulta grato a los iraníes hablar de esto.

Pero sin dudas, la alfombra es un elemento esencial de la cultura persa, cuya confección se ha convertido en un arte. El tejido de alfombras es  una de las más elevadas manifestaciones de la cultura y del arte persas y ésta se remontan a la Edad del Bronce.
Alfombra persa tejedora
El lujo al que se asocian las alfombras persas forma un sorprendente contraste con sus modestos inicios entre las tribus nómadas de Persia. La alfombra era un bien necesario para protegerse del rudo invierno. Posteriormente, se convirtió en una vía de expresión artística por la libertad que conlleva principalmente la elección de colores vivos y de los motivos empleados. Los secretos de fabricación han pasado de generación en generación. Los artesanos utilizaban los insectos, las plantas, las raíces, las cortezas y otros temas como fuente de inspiración.
A partir del siglo XVI, la fabricación de alfombras se desarrolló hasta convertirse en un arte de pleno derecho y admirado y valorado en el mundo entero.

Tipos de alfombras

Alfombras persas hacedores
Los vendedores de alfombras han desarrollado una clasificación de alfombras persas basada en el dibujo, el tipo de fabricación y la técnica de tejido. Las categorías se han nombrado a partir de las ciudades y regiones asociadas a cada tipo de motivo. Aquí los principales tipos de alfombra persa:

Abadeh

Ardabil Bakhtiari Baluch
Bijar Feraghan Hamedan Heriz
Isfahan Joshaghan Kashan Kermán
Lorestán Mashhad Meshkin Nain
Sarab Saraband  Saruk Senneh
Shiraz Qom Tabriz  Teherán
Veramin      

Ya conociendo la clasificación por origen, conozcamos los centros tradicionales de producción de alfombras en Irán (Persia). Sus especificaciones y su historia…
Alfombras tabrizLos centros de producción clásicos más importantes de Persia estaban situados en Tabriz (1500-1550), Kashan (1525-1650), Herāt (1525-1650) y Kermán (1600-1650).
Alfombras Tabriz 1
La mayoría de las alfombras originarias de Tabriz tienen un medallón central y cuartos de medallón en las esquinas recubriendo una ornamentación hecha de un campo de vides entrelazadas, a veces reforzadas por cazadores a caballo, animales solos o escenas de combates entre animales.
Alfombra gemela de Ardabil
Las obras de Tabriz más conocidas son probablemente las alfombras gemelas de Ardabil (conservadas hoy en día en las colecciones del Victoria and Albert Museum en Londres y del Los Angeles County Museum).

Alfombras de Kashan hoy

Alfombras de Kashan hoy

Kashan es conocido por sus alfombras de seda. Las obras más famosas son las tres alfombras de seda que representan escenas de caza con cazadores a caballo y sus presas, que son verdaderas obras maestras, conservadas en las colecciones del Museo de Artes Aplicadas de Viena8 (o MAK), en el Museo de Bellas Artes de Boston, y en el Museo de Estocolmo. Las alfombras de Kashan se cuentan entre las más buscadas. Por ejemplo, en 1969 se vendió en Alemania una alfombra por 20.000 dólares estadounidenses


Las alfombras de Herāt, o las de dibujo similar creadas en Lahore y Agra (India), son las más numerosas en las colecciones occidentales. Se caracterizan por un campo rojo de cepas de vid entrelazadas y arbolillos verde oscuro o bordes azules.

Alfombras tejedoras de KashanMay Beattie definió siete clases de alfombras de Kermán. Ella identificó su estructura única y la denominó « técnica del jarrón ». Los tipos de alfombra en este grupo incluyen las alfombras con jardín (adornadas con jardines formales y canales de agua corriente) y las alfombras con enrejados ovalados. Un ejemplo muy conocido y perfecto de este último tipo fue adquirido por el Victoria and Albert Museum siguiendo los consejos de William Morris. La influencia de las alfombras persas es manifiesta en los dibujos de estas alfombras.


Un trabajo investigativo desde nuestra Mesa de Redacción
Coordinado por Eleonora Bruzual
gentiunoenvios@gmail.com
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés