Las acciones brutales cometidas por extremistas en Irak

22 de agosto de 2014



Según testimonios de civiles que han logrado huir del 
grupo yihadista , el Estado Islámico (EI) ha llevado a cabo asesinatos colectivos, decapitaciones, ha enterrado vivos a hombres y ha vendido a mujeres como esclavas.

La organización extremista sostiene un combate contra los gobiernos en Irak y Siria, controlando regiones de ambos países. De esta forma, se estima que 1,2 millones de personas han abandonados sus hogares en Irak en lo que va de año por el conflicto. 

Christof Heyns, relator especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias y arbitrarias, dice que las Naciones Unidas ha recibido informes que revelan que el EI persigue a miembros de pequeñas comunidades yazidíes, cristianos, turcomanos y chiítas que están atrapados en zonas bajo el control de los yihadistas, radicales del Islam. Estos a su vez amenazan a los miembros de estas comunidades con convertirse o morir.

Ivan Mrat, un refugiado yazidí que huyó de la región montañosa de Sinyar a la ciudad kurda de Dohuk, relató al servicio árabe de la BBC cómo su poblado fue rodeado por militantes de EI. «Muchos logramos huir. Alguien me dijo que cerca de 80 hombres fueron colocados en fila y se les obligó a gritar shahada, anunciando su conversión. Se negaron y todos fueron asesinados».

A sangre fría

Donatella Rovera, investigadora de Aministía Internacional, quien se encuentra actualmente en el norte de Irak recogiendo testimonios de civiles yazidíes, confía en los informes que han sido expuestos, ya que dice que ha tenido la oportunidad de hablar con diferentes personas que sobrevivieron esas matanzas. 

Rovera explica que el último caso que se presentó fue el de Qojo, una de las poblaciones al sur de Sinyar, que fue rodeada por militantes de EI. 

La investigadora comenta que se comunicó con ellos y que luego perdió contactos. Sin embargo, poco tiempo después recibió informes de un suceso terrible que había sucedido en la población.

«Las personas con quien hablé dijeron que los militantes reunieron a todos los residentes del pueblo en la escuela de la localidad y les dijeron que entregaran su dinero, celulares y objetos de oro. Luego colocaron a los hombres en vehículos y se los llevaron a diferentes lugares donde los militantes abrieron fuego indiscriminado. Yo pude hablar con dos hombres que sobrevivieron».

A pesar de que Amnistía Internacional desconoce el número específico de víctimas, Rovera dijo tener conocimiento de que EI ha matado a gran cantidad de civiles en incidentes similares en diferentes poblaciones.

Las redadas y matanzas deliberadas se han dado «especialmente en lugares donde hubo enfrentamientos entre los combatientes de EI y la población yasidí local. Allí los civiles fueron muertos a sangre fría, en forma deliberada».

Secuestro de mujeres

Rashida Manjoo, relatora especial sobre violencia contra la mujer, dijo recientemente haber recibido reportes no sólo de secuestros masivos sino de la venta de mujeres y niñas.

«Hemos recibido informes de la ejecución de mujeres y otros informes no verificados que indican que cientos de mujeres y niñas han sido secuestradas. Muchas de las adolescentes han sido asaltadas sexualmente y las mujeres han sido entregadas o vendidas a combatientes de EI como malak yamiin o esclavas».

Amnistía Internacional asegura haber verificado informes de secuestros masivos e informa que algunas personas detenidas están secuestradas en escuelas o casas en Mosul, entre otros lugares que están bajo el control de EI.

El refugiado yazidí, Ivan Mrat, dijo al Servicio Árabe de la BBC que «Estado Islámico tomó más de 2.000 mujeres de diferentes poblados. Nadie sabe que pasó con ellas pero es claro para nosotros que estos militantes despiadados las tomaron como esclavas sexuales, despojos de guerra que les pertenecen según su entendimiento erróneo del Islam. Una jovencita llamó con su celular a su primo y dijo que los militantes reunieron a sus compañeras en la escuela y cada tanto venían a sacar a dos o tres menores».

Entierros de personas vivas y decapitaciones

El refugiado Samo Ilyas Ali, quien huyó de sus tierras ancestrales en Sinyar, dijo a la agencia Reuters que su aldea fue rodeada en medio de la noche por militantes de EI armados con ametralladoras.

James Foley 17«Tenían barbas, algunos llevaban máscaras con inscripciones en árabe. No entendimos cuando comenzaron a cavar zanjas. Entonces empezaron a poner a la gente en aquellos agujeros. Esas personas estaban vivas y después de un rato oímos disparos. No puedo olvidar esa escena, mujeres, niños pidiendo ayuda. Nosotros corrimos por nuestras vidas, no podíamos hacer nada por ellos», expuso Ilyas Ali, cuyo relato no pudo ser verificado en forma independiente.

Según Rovera, existen muchos informes que hablan de entierros en vida, pero que hasta el momento no han podido verificarlos.

Sin embargo, así como EI publicó el martes pasado el video de la decapitación del periodista, James Foley, Rovera señala que sí han visto cómo los militantes realizan estos ataques brutales en Siria y publicitan decapitaciones de soldados iraquíes capturados.  

Estrategias

Según Sami Ramadami, analista iraquí y profesor de sociología de la London Metropolitan University en la capital británica, El uso de la brutalidad es parte de una estrategia bien delineada.

«Básicamente usan el terror para lograr la expansión, sembrando miedo y usando las redes sociales para mostrar actos terribles antes de llegar a una nueva zona que quieren controlar. Justifican ese terror usando algún texto religioso poco conocido que es usualmente tomado totalmente fuera de contexto», dijo Ramadami.

El profesor sostiene que «No son reconocidos por el Islam sunita como una secta legítima. Hay cuatro escuelas de Islam sunita y no pertenecen a ninguna de ellas. Sus líderes son todos graduados de la secta wahabi de interpretación, que es muy antimujer, represiva y busca imponer la ley sharia en su versión más extrema, con interpretaciones no aceptadas por el 99% de los musulmanes».

Por otro lado, Ramadami alega que los ataques contra minorías son parte de otra táctica. 

El analista dijo a BBC Mundo que el «objetivo oficial» de EI es crear «un estado que llaman islámico». «Ya controlan gran parte de Siria e Irak y su lider religioso ha hablado de eliminar las fronteras en Medio Oriente, algo que debilitaría a los estados árabes. Comenzaron con la frontera entre Siria e Irak».

«Sus medios son brutales y hay muchas teorías sobre cómo logran producir films de extrema calidad con técnicas tan avanzadas. ¿Donde los producen?, ¿quien los financia?, ¿de dónde obtienen su apoyo? Hay muchas preguntas por responder».



Cortesía: BBC

 

 

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés