Giorgio Armani ese genio incansable

22 de agosto de 2012

Armaniportada

Y para quienes lo duden, sólo basta con leer lo que dice en la exclusiva entrevista ofrecida a la revista Vogue publicada en su edición de septiembre.

Este italiano extraordinario se autodefine como «exigente y perfeccionista» y realiza una especie de viaje desde sus inicios el año 1975, recorrido que muestra la construcción de su enorme imperio textil. Imperio levantado con esfuerzo y perseverancia y al que ahora, en este año 2012 se le abrieron las puertas del mercado de China y allí, en esa tierra enigmática y difícil sigue cosechando numerosos éxitos.

Giorgio Armani boutique en Shanghai

Como reseña Vogue, Giorgio Armani creo en 1975 su propia firma y, a finales de ese mismo año, presentó su primera colección. Cuando se le pregunta por esa etapa ardua pero tremendamente hermosa dice: «He tenido que luchar duro desde el inicio de mi carrera, como cuando decidí abandonar la seguridad de un salario fijo para afrontar una verdadera aventura propia. Nada es sencillo, todo se consigue con esfuerzo y trabajo duro».

Y que lo diga este maestro de la Alta Costura, este gladiador que a sus 78 años, logra su última conquista gloriosa: Expandirse a China. País donde hace ya más de diez años que abrió su primera tienda y 2 lustros después culmina su aventura con el evento One Night Only in Beijin, un espectáculo único con desfile incluido y más de mil invitados que como sabemos se realizó este pasado mes de mayo.

Allí logró un objetivo superlativo: Celebrar por todo lo alto la presencia del Imperio Armani en el gigante asiático. Y lo hizo como todo lo que hace: Desplegando creatividad, lujo, grandeza… Así el gran maestro creó quince looks de Giorgio Armani Privé, su línea de Alta Costura, creación que presentó como un homenaje a China.

Al respecto le declaró a Vogue: «Es una cultura difícil de afrontar si no se posee un profundo conocimiento del terreno, pero estos diez años nos han aportado una experiencia importante. Hemos realizado una gran inversión y continuaremos por este camino».

Entrando en lo netamente vivencial también le confiesa a la revista que si volviese a nacer sería arquitecto y que le encanta «observar la realidad y trabajar con pasión y coherencia, teniendo siempre bien claros los objetivos». Una receta fenomenal que bien muestra que el resultado es el éxito.

Asegura Armani que su mayor logro consiste en «haber podido expresar una visión personal del estilo y la moda” y sostiene –como lo hace siempre- que es una cuestión de carácter más que de ropa; un concepto que sigue desarrollando caracterizado por un fuerte sentido de la individualidad e igualdad de género…

 

 

Mariem Akl desde la Mesa de Redacción de Gentiuno.com
gentiunoenvios@gmail.com

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube