Santa Rita de Cascia la Santa de lo Imposible

22 de febrero de 2018

Santa Rita de Cascia Portada



Por siglos Santa Rita de Casia (1381-1457) (en italiano: Rita da Cascia) ha sido una de las Santas más populares en la Iglesia Catolica. Ella es conocida como la “Santa de lo Imposible ” por sus impresionantes respuestas a las oraciones, como también por los notables sucesos de su propia vida.

Santa Rita quería ser monja, pero por obedecer a sus padres, se casó. Su esposo le causó muchos sufrimientos, pero ella devolvió su crueldad con oración y bondad. Con el tiempo él se convirtió, llegando a ser considerado y temeroso de Dios. Pero Santa Rita tuvo que soportar un gran dolor cuando su esposo fue asesinado.

Santa Rita descubrió después que sus dos hijos estaban pensando en vengar el asesinato del padre. Ella temía que pusieran sus deseos en efecto de acuerdo con la maliciosa costumbre de la venganza. Con un amor heroico por sus almas, ella le suplicó a Dios que se los llevara de esta vida antes de permitirles cometer este gran pecado. No mucho tiempo más tarde ambos murieron después de prepararse para encontrarse con Dios.

Sin su esposo e hijos, Santa Rita se entregó a la oración, penitencia y obras de caridad. Después de un tiempo ella aplicó para ser admitida al Convento Agustiniano en Cascia. Ella no fue aceptada, pero después de orarle a sus tres especiales santos patronos – San Juan Bautista, San Agustín y San Nicolas de Tolentino – milagrosamente entró al convento y le fue permitido ingresar a la orden y quedarse. Esto sucedió alrededor del año 1411.

Santa Rita de Cascia imagen 3
En el convento, la vida de Santa Rita fue marcada por su gran caridad y severas penitencias. Sus oraciones obtuvieron para otros, curas notables, liberación del demonio y otros favores especiales de Dios para que ella pudiera compartir en el dolor de Su Corona de Espinas. La historia cuenta que Nuestro Señor dio a Santa Rita una herida de espina en su frente. Fue muy dolorosa y expelía un olor desagradable, pero ella lo consideraba una gracia divina. Ella oraba “Oh amado Jesús, aumenta mi paciencia en la medida que aumentan mis sufrimientos”. La herida duró por el resto de su vida.


Santa Rita falleció el 22 de mayo de 1457 a la edad de 76 años. La gente se agolpó en el convento a ofrecerle sus últimos respetos y devoción. Innumerables milagros tuvieron lugar a través de su intercesión, y la devoción hacia ella se extendió a lo largo y a lo ancho. El cuerpo de Santa Rita fue conservado perfecto por varios siglos, y a veces daba una fragancia dulce. En la ceremonia de beatificación, el cuerpo de la Santa se elevó y abrió sus ojos.

Dios ha escuchado las oraciones de Santa Rita por otros en innumerables ocasiones, y ciertamente ella estará feliz de interceder una vez más, a nombre de aquellos que le ruegan a ella ahora para continuar percibiendo la verdad de su gran nombre.


Oración a la Santa de lo imposible

Santa Rita de Cascia imagen 1
¡Oh gloriosa Santa Rita de Cascia!

Con el alma llena de confianza 
por los continuos favores 
que alcanzas del cielo en bien de tus fieles devotos, 
vengo hoy a tu presencia a rogarte que intercedas 
ante tu Amado Esposo y Redentor del mundo, 
a fin de que oiga benigno 
lo que solicito de su gran poder e infinita misericordia.

(Seguir leyendo)

A ti, Santa Rita gloriosa,
mujer bienaventurada que recibiste
en el transcurso de tu larga y santa vida,
tantas y tan repetidas muestras
de ser un alma privilegiada de su Amor,
te atenderá bondadoso si le ruegas por mí
con ese ardiente fervor que siempre te animaba
cuando te postrabas a orar a los pies del Santo Crucifijo. 

Te ruego Santa mía que con tu especial bondad
seas mi gran auxiliadora en este caso perdido,
haz que pueda conseguir solución en este mi gran problema 
que para mi es imposible de solucionar, 
pero que con tu ayuda y la misericordia del Altísimo 
puede ser resuelto en breve;
bendita Santa Rita, 
que tu santa mediación ante el Señor me asista 
para conseguir alejar la desesperación que siento 
y que se arregle todo lo que me aflige, 
te pido que lleves cuanto antes mis suplicas a los Cielos 
y pidas por mi y mis angustias:

(decir el problema y lo que se desea obtener).

Por tus grandes méritos de pronta obediencia 
al dictamen de tus queridos padres;
de abnegada resignación ante las asperezas de tu esposo; 
de caritativa y heroica inmolación de tus pequeños y amados hijos;
de aguda pena al ver las dificultades que tuviste para ingresar
en la morada de tus anhelos, el claustro religioso;
por los intensos dolores causados por la espina en tu frente;
pide, Santa bondadosa,
me otorgue lo que por tu mediación
y con ansia vivísima desea mi alma.

Si Él quiere puede concedermelo,
pues su Mano Divina es omnipotente
en el cielo y la tierra.

Si fuera para mayor gloria del Altísimo
y bien de mi alma,
que vea presto escuchada y atendida mi petición,
cuyo buen resultado, a ruego tuyo,
confío obtener del poder y bondad de su paternal corazón.
Así sea. 

Santa Rita de Casia,
abogada de los casos imposibles,
desesperados y perdidos:
ruega por tu devoto (a).
(esta frase se repite tres veces).

Santa Rita de Cascia imagen 2
Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.
Hacer la oración y los rezos durante tres días consecutivos.


Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés