En Caracas un colegio quiere darle libre tránsito a la delincuencia

22 de febrero de 2018

Santa Marta Caseta de Vigilancia



El Colegio Madison S.A. (Empresa privada presuntamente propiedad de familiares de un alto funcionario del régimen imperante en Venezuela, concretamente del canciller Jorge Arreaza) interponen un Recurso de Amparo, para instalarse dentro de una zona estrictamente residencial, lo que podría terminar en la eventual eliminación de las casetas de vigilancia vecinales o en la reducción drástica de su utilización como medio de supervisión, control y seguridad, convirtiéndose en un nefasto precedente para el resto de las urbanizaciones que cuentan con este sistema propio de protección , vigilancia y seguridad en una ciudad como Caracas dominada por el hampa.

Santa Marta Caseta de Vigilancia foto 2
La comunidad de la urbanización Santa Marta está alarmada y preocupada por un Recurso de Amparo interpuesto por los dueños del Colegio Madison, en el cual solicitan -entre otras cosas – la eliminación o inhabilitación de las casetas de vigilancia vecinal y sus portones móviles de acceso, alegando que se impide el derecho a la libre circulación, con el fin de instalar esta institución educativa dentro de una zona estrictamente residencial y privada, lo que contraviene todas las normas legales, y por supuesto para lo que no tienen permisología.

La urbanización Santa Marta, ubicada entre Chuao y El Cafetal, está conformada por 140 casas de estricto uso residencial, con solo cuatro calles ciegas y por su ubicación geográfica no tiene comunicación con otras urbanizaciones adyacentes de la zona. Esto significa que el tránsito solo es de sus propios residentes y que cualquier sistema de control y vigilancia implementado para el ingreso a la Urbanización (Casetas) jamás podría afectar el derecho de tránsito y circulación de ninguna persona que vaya a visitar a algún residente o que habite como tal en alguna de sus casas.

Los vecinos no están dispuestos a permitir que les derrumben la garita y portones móviles de seguridad, por lo que realizan todas las diligencias pertinentes frente a la Alcaldía de Baruta, entre otros organismos competentes. Además del enorme esfuerzo e inversión para resguardar a sus familias de la inseguridad, esta garita tiene todos los permisos legales, y su eliminación o inhabilitación dejaría sin trabajo al personal que allí labora desde hace años y que tienen familias con hijos que mantener.

Santa Marta vecinos protestan
Es por esto que la urbanización Santa Marta hace un llamado de alerta al resto de las Asociaciones de Vecinos de El Cafetal y en general de todas las del Municipio Baruta en busca de apoyo, porque de prosperar este Recurso de Amparo, las comunidades que han logrado resguardarse de la delincuencia, verán eliminados sus sistemas vecinales de protección y quedarán a merced del crimen tan presente en la zona.


Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción

Fuente: Vecinos de la Urbanización Santa Marta


Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube