El que tenga ojos que vea… Titula Mercedes Montero

21 de julio de 2014

Venezuela desastre Weil



La verdad verdadera de lo que sucede en la Venezuela actual no puede ser ocultada, a pesar de la hegemonía comunicacional del régimen Castro comunista de Maduro.

Casos Guyana y CARICOM

Guyana Maduro
La soberanía de Venezuela no le importa en lo más mínimo al régimen de Maduro. En realidad tampoco le importaba al difunto, para ambos personajes lo importante son Cuba, Fidel y Raúl Castro y, el Foro de Sao Paulo organismo que después de la caída del Muro de Berlín, planificó la toma del poder por parte del Comunismo a nivel mundial. Ante este “objetivo superior” todos sus miembros dicen amén. Esa es la razón que explica el vergonzoso silencio que guarda el “gobierno venezolano” ante la ofensiva de Guyana para quedarse con la plataforma continental del Delta del Amacuro, que le pertenece únicamente a VENEZUELA. Por supuesto el CARICOM aliado de Guyana la justifica porque a su vez le tiene el ojo puesto a la Isla de las Aves.

Putin y el nuevo préstamo de China

La nueva bandera
Putin, presidente ruso, necesita para sus fines de dominación global los recursos naturales de Latinoamérica, por esa razón de camino a Brasil, paró en Cuba para hablar con Raúl Castro; La isla desde la cual se toman las decisiones que afectan a ese botín en el que ha sido transformada Venezuela. (No le guste a quien no le guste las decisiones se toman en La Habana. Maduro dixit) De ese encuentro salieron tres acciones: A) Rusia aprobó nueva línea de crédito para Venezuela, no se informó el monto del crédito, ni las condiciones en las que fue dado. B) Maduro viajó a Brasil para cubrir las apariencias. C) Continúan el saqueo a Venezuela por parte de las aves de rapiña y, la corrupción endógena. El engañado pueblo venezolano tendrá que pagar con más años de miseria los que otros se robaron. Por su parte China, para no perder su parte del botín también ofreció crédito adicional.

La guerra económica de Maduro

Maduro economista
Después del desastre provocado en la economía del país por la aplicación de un modelo Castro comunista cubano, negación de la prosperidad, al que se le suma la mega corrupción no solo de los personeros de su gobierno, sino también de unos aliados extranjeros que vieron en Venezuela el botín de los piratas y de venezolanos cuya codicia superó con creces el concepto de patria; el país está quebrado, endeudado, empobrecido, depauperado y la nación está humillada, envilecida, masacrada y con hartazgo extremo del maltrato que le ha sido infligido. Fidel y Raúl Castro, Maduro y su tren gubernamental lo saben y, no lo pueden negar. ¿Qué hacer? ¿Por cuál puerta escapar?

Los Castro, rusos, chinos, Brasil, Nicaragua, Bolivia, los miembros del CARICOM, Guyana y, todos los ordeñadores de la vaca venezolana están asegurando su parte del botín antes que el barco se hunda. Los corruptos criollos han puesto su dinero fuera del país y, quieren asegurar su exilio dorado; pero el desastre es tan grande que a alguien le tienen que echar la culpa. Todo el mundo sabe que son deshonestos pero hay que aparentar decencia. ¿Qué mejor solución que culpar a aquellos que han sido robados? La “guerra económica” de Maduro no es algo diferente a una mampara para ocultar el desfalco a la nación y pretender salir sin mancha alguna. Por eso ha apelado a la hegemonía comunicacional para lograr el silenciamiento y ha comprado a los militares con prebendas, medallas y ascensos a lo norcoreano, para que se encarguen de la brutal represión.

Leopoldo resiste
La protesta del pueblo y de su juventud continúa, a pesar de los muertos, heridos, presos de conciencia y de aquellos que con toda mezquindad se deslindan de esta. La solución no será electoral mientras no exista un CNE independiente. Aquellos que pretenden esperar hasta el 2019 para recuperar el país son sordos y ciegos.



Mercedes Montero foto1

Mercedes Montero

Columnista de Opinión
mechemon99@yahoo.co.uk





Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés