Mercedes Montero: Venezuela país de las colas

21 de enero de 2015

Colas Foto 097123




Definitivamente, el régimen de Maduro ha transformado la vida de los venezolanos en una eterna cola. Para poder conseguir cualquier producto de primera, segunda o de cualquier grado de prioridad que se le quiera dar, es necesario hacer una cola. Para poder tener un chance de conseguir algo tan indispensable como paňales para bebés, enfermos o personas mayores es necesario comenzar a hacer la cola desde la madrugada frente al mercado, farmacia, o cualquiera que sea el establecimiento que tenga el producto en inventario. La escasez de medicamentos ha llegado a un 60%, según los números que maneja la Federación Farmacéutica Venezolana.La Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Ontológicos, Laboratorios y Afines (Avedem) asegura que se reportan “faltas absolutas” hasta en 85% de los productos de salud. En un país como Venezuela, cuya violencia le ha valido ser considerado el segundo más violento después de Honduras, es un acto de desesperación y valentía hacer la cola desde la madrugada, ya que ya son numerosas las personas que han sido asesinadas en su camino hacia o en la propia cola.

Colas Foto 097121Las colas son larguísimas, se extienden por cuadras, le dan la vuelta a la manzana , hay colas para comprar repuestos de automóviles, ropa (solo aquellos que todavía pueden darse ese lujo), medicinas, para ser atendidos en los servicios de emergencias de cualquier hospital público en los que no hay insumos que permitan dar atención al caso, debido a que son instituciones dejadas en el abandono por la irresponsabilidad de las autoridades revolucionarias en el sector, comienza a partir de ese momento un ruleteo por diferentes hospitales hasta que llega a alguno que tiene en existencia alguno de los medicamentos necesarios para atenderlo. Este último no fue el caso de Alexis Gallardo quien falleció después de haber sido rechazado de tres centros asistenciales en los Valles de El Tuy por falta de insumos. Gallardo quien era vigilante en una empresa en la zona industrial de Charallave fue interceptado por seis sujetos que después de dispararle se dieron a la fuga. Casos como este en el que se unen una acción delincuencial y la imposibilidad de brindar la atención médica requerida (ambas formas de violencia) son lugar común en el país.

Cola en MorgueTambién hay colas frente a las morgues, solo en la morgue de Bello Monte en Caracas han ingresado 200 cadáveres en lo que va del mes de enero del 2015. Los familiares de los asesinados, causa que da origen al congestionamiento, esperan por horas por el certificado de defunción, pasan trabajo para conseguir una urna, artículo en el que también hay escasez y repito una vez más los deudos quedan con una creciente deuda con la funeraria, ya que en una misma familia pueden haber habido uno, dos y hasta más miembros asesinados.

Colas en el MetroLas colas para tomar el Metro, y el autobús son interminables. El mantenimiento de los medios de transporte es casi nulo (no hay repuestos), la desesperación de la gente para llegar a su casa y encerrarse es tan grande, que el atropello en la cola para montarse en el bus o Metro es el mismo que hay para entrar en el mercado. Los ciudadanos que todavía pueden viajar por avión lo hacen cuando consiguen cupo y no cuando necesitan, tanto dentro del país como hacia el exterior, los precios por supuesto son exorbitantes.

También hay colas para conseguir cupo para los niños en los colegios privados, ya que en los colegios públicos lo que se imparte es un adoctrinamiento que incluye la deformación de la historia patria y la ausencia de enseñanza en ciencias como Química, Física, Biología y Matemáticas , que son la base para la formación de futuros científicos, por no hablar de de las deficiencias en Lenguaje y formación ciudadana.

Hay larguísimas listas de espera para comprar un automóvil, para tener acceso a un apartamento de la Misión Vivienda, hay colas y esperas para todo, pero la más larga de todas las esperas es la que existe para alcanzar la verdadera justicia, ya que pasa por llegar a la recuperación de la libertad y democracia que fueran confiscadas por el Castro comunismo que parasita en Venezuela.


Mercedes Montero foto1

Mercedes Montero

Columnista de Opinión
mechemon99@yahoo.co.uk / @Mechemon






Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés