Última columna de Khashoggi acusa a países árabes de silenciar a la prensa

20 de octubre de 2018

Jamal Khashoggi última columna imagen superior





El diario estadounidense The Washington Post ha publicado la última columna de opinión de su colaborador el periodista saudita Jamal Khashoggi, y en ella acusa a los países árabes de silenciar a la prensa.

The Washington Post imagen
Esta publicación se realiza dos semanas después de su desaparición en el consulado de Arabia Saudí de Estambul (Turquía).


En su escrito, el periodista acusa a los países árabes de silenciar a la prensa. “Los árabes están desinformados o mal informados. No pueden abordar adecuadamente, y mucho menos discutir públicamente, los asuntos que afectan a la región y sus vidas cotidianas.

Una narrativa estatal domina la psique pública, y aunque muchos no lo creen, una gran mayoría de la población es víctima de esta falsa narrativa. Lamentablemente, esta situación es poco probable que cambie”, asegura el autor.

Khashoggi asegura que los periodistas locales pensaron que la primavera árabe traería una mayor apertura y oportunidades para una prensa libre, pero las expectativas enseguida decayeron.

“Estas sociedades o retrocedieron al antiguo status quo o enfrentaron condiciones aún más duras que antes”. “Como resultado, se ha dado rienda suelta a los gobiernos árabes para que sigan silenciando los medios de comunicación a un ritmo cada vez mayor.

Hubo un momento en que los periodistas creían que Internet liberaría información de la censura y el control asociados con los medios impresos. Pero estos gobiernos, cuya existencia se basa en el control de la información, han bloqueado agresivamente Internet. También han arrestado a reporteros locales y han presionado a los anunciantes para que dañen los ingresos de publicaciones específicas”, escribe Khashoggi.

“El mundo árabe se enfrenta a su propia versión de un telón de acero” impuesto no por actores externos sino a través de fuerzas domésticas que compiten por el poder”. Y lo que necesita, dice el autor es “una versión moderna de los viejos medios transnacionales para que los ciudadanos puedan estar informados sobre los eventos mundiales.

Más importante aún, necesitamos proporcionar una plataforma para las voces árabes. Sufrimos de la pobreza, la mala gestión y la mala educación. A través de la creación de un foro internacional independiente, aislado de la influencia de los gobiernos nacionalistas que propagan el odio a través de la propaganda, la gente común en el mundo árabe podría abordar los problemas estructurales que enfrentan sus sociedades”, demandaba.

Su editora y traductora en el periódico, Karen Attiah, explica que recibió la columna un día después de su desaparición. Demoraron su publicación a la espera de que Khashoggi volviera y pudieran traducirla juntos.
Jamal Khashoggi última columna imagen 1
“Ahora tengo que aceptar que eso no va a suceder. Esta es la última pieza suya que editaré para The Washington Post. Esta columna captura perfectamente su compromiso y pasión por la libertad en el mundo árabe”.


Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés