Por qué las mujeres viven más que los hombres

20 de mayo de 2013

Mujer hombre vida


Las mujeres viven más porque su sistema inmunológico permanece joven durante más tiempo
 
– El sistema inmunológico envejece más despacio en mujeres que en hombres.

-La mujer tiene más estrógeno, lo que la protege de la enfermedad cardiovascular.

-Un estudio ha visto que el número de glóbulos blancos encargados de la inmunidad específica disminuye en los hombres pero aumenta en las mujeres.
 
Pareja de viejos
Siempre se ha dicho que las mujeres viven más. Y los datos lo confirman. Por ejemplo, en España, en 1978, había cuatro veces más viudas que viudos. Hoy, con datos de 2011, hay 3.389.681 hombres y 4.609.532 mujeres de más de 65 años. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), ese año fallecieron 188.057 mujeres (un 2,2% más) y 199.854 hombres (un 0,9% más).
 
¿Por qué viven más las mujeres?

Científicos japoneses han dado con una posible respuesta: el sistema inmunológico de las mujeres envejece más lentamente que el de los hombres.
 
Según sugiere el trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad Médica de Tokio –publicada en la revista Immunity and Ageing– la disminución más lenta en el sistema inmunológico de la mujer puede contribuir a que éstas vivan más que los hombres.
 
Según el profesor Katsuiku Hirokawa “el proceso de envejecimiento es diferente para hombres y mujeres por muchas razones. Las mujeres tienen más estrógeno que los hombres, lo que parece protegerlas de la enfermedad cardiovascular hasta la menopausia. Las hormonas sexuales también afectan al sistema inmune, especialmente ciertos tipos de linfocitos”.
 
Los linfocitos disminuyen más en los hombres
 sistema inmunologico
Los científicos analizaron la sangre de voluntarios sanos en Japón, con edades entre 20 y 90 años de edad, en ambos sexos, y el número total de células blancas de la sangre por persona disminuyó con la edad. El número de neutrófilos –glóbulos blancos que fagocitan bacterias y hongos– disminuyó para ambos sexos, pero el de linfocitos –glóbulos blancos encargados de la inmunidad específica o adquirida– disminuyó en los hombres y aumentó en las mujeres.
 
La investigación mostró que la tasa de disminución de los linfocitos T –responsables de coordinar la respuesta inmune celular– y los linfocitos B –que dan origen a las células plasmáticas que producen anticuerpos– fue más lenta en las mujeres que en los hombres. 
 Celula K
El estudio observó que las células NK –relacionadas con la destrucción de células infectadas o que puedan ser cancerígenas– y las T CD4+ –linfocitos que maximizan las capacidades de defensa del sistema inmunitario– aumentan con la edad, pero la tasa de aumento fue mayor en las mujeres que en los hombres. También hubo una disminución relacionada con la edad en las células rojas de la sangre en el caso de los hombres, pero no en las mujeres.
 
Hirokawa explica que “debido a que las personas envejecen a ritmos diferentes, los parámetros inmunológicos de una persona se podrían utilizar para proporcionar una indicación de su edad biológica verdadera”.
Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
 
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés