Hermann Tertsch: El foco del mal

20 de enero de 2019

Subversión y terrorismo vienen de Cuba




Los terroristas matan para conseguir objetivos por medio del terror. Saben que nunca van a ganar militarmente a los estados a los que quieren doblegar. Les basta con que el miedo y la intimidación les otorguen las concesiones de las sociedades que, por cansancio, resignación, y debilidad no quieran o sepan combatir a el enemigo.

Bogotá atentado Escuela de policía enero 2019
El atentado contra la Academia de Policía en Bogotá que causaba el jueves más de 20 muertos y cerca de 70 heridos es, según confirma el gobierno colombiano, un ataque del grupo terrorista comunista Ejército de Liberación Nacional (ELN), el segundo en importancia del país después de las FARC. Había roto en 2017 una negociación con el gobierno de Juan Manuel Santos similar a la de las FARC.

Cualquiera de estos grupos puede poner una bomba o asesinar a soldados y policías o periodistas como hacen grupúsculos de las FARC. Poco ha costado identificar al autor del ataque.

Bogotá autor material del atentado Escuela de Policía
Fue José Aldemar Rojas Rodríguez, histórico miembro del ELN experto en explosivos. Ha entrenado a terroristas en territorio venezolano donde estas bandas, tanto las FARC como el ELN, gozan de la protección del régimen de Caracas, su socio en el tráfico de la cocaína. Venezuela, hoy maltratada provincia de la Cuba comunista, es hoy la mayor base de terroristas del mundo.

Fidel Castro protector del Terrorismo

Con el tirano Fidel Castro, Cuba se convirtió en el mayor propiciador del terrorismo

Ahí está el meollo de la tragedia iberoamericana que se quiere obviar por consideraciones políticas. Más allá de escisiones y rivalidades intestinas en negocios criminales y el clientelismo del terrorismo, más allá de negociaciones y acuerdos torticeros o traidores. Todos los países de la región están expuestos a que los intereses puntuales o estratégicos de Cuba y sus títeres venezolanos aconsejen la reactivación de un frente o un baño puntual de sangre.

Desde hace 60 años toda la subversión y el terrorismo en Iberoamérica son «gentileza» de Cuba. Ahora soplan nuevos tiempos y parece haber ganas en EE.UU. como en Brasil y otros países afectados, en acabar con ese foco del mal. Saben que con una Cuba comunista y sus conquistas en el continente, el terrorismo siempre tendrá esperanzas y recursos para asomarse de forma sangrienta a la vida de los pueblos iberoamericanos.

Hermhermann-tertsch-creditos-enero-2017ann Tertsch
@hermanntertsch

Periodista español. Columnista del ABC de España. Comentarista de Televisión



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube