Álvaro Uribe renuncia a su curul en el Senado de Colombia

19 de agosto de 2020

Alvaro Uribe 09121




Con esta decisión, el expresidente buscaría salir de la jurisdicción de la Corte Suprema que dictó prisión domiciliaria en su contra, para que su caso pase a la justicia ordinaria.

El expresidente colombiano Álvaro Uribe, en detención domiciliaria por orden de la Corte Suprema de Justicia, renunció el pasado martes (18.08.2020) a su curul en el Senado, medida que puede abrir un nuevo camino al proceso en su contra por presunto fraude procesal y soborno de testigos.

«Me dirijo a usted para presentar renuncia al Senado de la República», escribió Uribe en una carta dirigida al presidente de la Cámara Alta, Arturo Char.

En la carta, Uribe, que fue presidente de Colombia entre 2002 y 2010, señala que la detención domiciliaria que le dictó la Corte Suprema hace dos semanas le impide desarrollar a cabalidad su trabajo legislativo.

«La medida de aseguramiento con detención domiciliaria, con la violación de ocho garantías procesales, con interceptaciones ilegales y dolosas (…) anulan cualquier expectativa de poder regresar al Senado, institución en la cual procuré ser cumplido y aportar con estudio a los diferentes temas», manifestó.

La decisión la tomó el expresidente ayer 18 de agosto, luego de una consulta virtual con sus asesores y se da 14 días después de que la Corte Suprema de Justicia le dictara medida de aseguramiento domiciliaria por los presuntos delitos de fraude procesal y soborno.

Uribe informó su decisión en una carta enviada al presidente del Senado, Arturo Char, en la que hace referencias a su proceso. “El magistrado José Luis Barceló me llamó a indagatoria hace más de dos años, en un proceso que desconocía, cuya existencia el mismo magistrado había negado. En proceso anterior y conectado con este, ante el mismo magistrado, se me anunció versión libre que nunca me permitieron”, dijo Uribe.

Alvaro Uribe 6765454
Uribe, el senador más votado y jefe del partido en el poder, había dejado su puesto en la cámara alta en julio de 2018, cuando el máximo tribunal lo llamó a indagatoria dentro de la causa que terminó con su arresto preventivo a comienzos de agosto.

Entonces, el mandatario quiso eludir la competencia de la Corte Suprema -a la que critica con vehemencia por su supuesto sesgo- para quedar bajo la lupa de la fiscalía. Sin embargo, desistió luego de la renuncia y el proceso siguió su marcha ante el único órgano con potestad de investigar a los congresistas en Colombia.

Todavía es incierto si con su salida del Senado podrá esquivar la acción del tribunal, que ordenó su arresto el 4 de agosto mientras decide si lo llama a juicio por supuesta manipulación de testigos en contra del parlamentario de izquierda Iván Cepeda.

Una Nota informativa desde nuestra Mesa de Redacción. Fuente: Agencias



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés