FARC/ETA una conexión siniestra

19 de mayo de 2012

trinchera18demayo

Recordemos ahora con el atentado a Fernando Londoño, los señalamientos al etarra Arturo Cubillas

Y Colombia pareciera que perderá pronto el clima de seguridad y la solidez democrática que logró bajo el gobierno de Alvaro Uribe. Un atentado sangriento que costó la vida de dos agentes de seguridad, un chofer de un colectivo e hirió a más de 50 personas coloca la incógnita en primer plano… El ex ministro Fernando Londoño salió con vida milagrosamente, pero lo que no parece haber resultado ilesa es la imagen de una Colombia venciendo a los forajidos que por décadas han bañado de sangre sus montañas, sus sabanas, sus ciudades…

Fue este pasado martes en horas del mediodía cuando al norte de Bogotá, una terrible explosión anunció lo que puede ser el retorno a los espantosos días del terrorismo como forma de lucha de unos maleantes disfrazados de combatientes políticos. El ex presidente Álvaro Uribe Vélez fue el primero en manifestar su dolor y su repudio a esos nuevos actos terroristas.

Dijo con absoluta pertinencia: “Fue un atentado contra el pueblo colombiano y la democracia. Esto implica muchas reflexiones: no creo que al país le convenga ablandar la seguridad por buscar la negociación con el terrorismo” y junto a esta declaración se refirió concretamente a la forma como el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos está “haciendo esfuerzos para darle impunidad a los cabecillas del terrorismo que generan un mal ejemplo para las nuevas generaciones” diciéndoles además lo peligroso que resulta ser blandengues con estos criminales mostrando con esa actitud que “el terrorismo paga”… Esto último vinculándolo al proyecto de ley llamado ‘Marco Legal para la Paz’, proyecto que considera inaceptable.

Enfatizó Uribe: “Me duele mucho el asesinato de tantas personas y lo que más me duele es que en este momento, en la Cámara de Representantes, el gobierno con presiones clientelistas está obligando a la Cámara a votar el marco de impunidad y de elegibilidad a los delitos atroces, eso es una ofensa a los colombianos”… Y lo es, pero pareciera que a Juan Manuel Santos el pragmatismo le ha borrado principios y acciones de él mismo que fueron clave en la titánica acción contra los bandoleros narcoguerrilleros castrocomunistas.

Y no quiero perder la oportunidad para invitarles a que activemos la memoria sobre todo cuando ya expertos han resaltado que el modus operandi de los terroristas que atentaron contra Fernando Londoño es el mismo que usa ETA contra muchas de sus víctimas, por eso adecuado resulta retrotraernos al mes de marzo del año 2010 cuando, justo el primer día de ese mes, el juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional de España acusó a la administración de Hugo Chávez de facilitar las comunicaciones entre el grupo terrorista vasco Eukadi Ta Askatasuna ETA y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC.

En dicho auto judicial, Velasco alegó que numerosos miembros de las ETA impartieron un curso sobre explosivos en agosto de 2007 en un campamento de las FARC en un rancho cerca de Guasdualito, en el estado Apure, fronterizo con Colombia. Según se lee en el alegato, 13 miembros de las FARC y siete de las Fuerzas de Liberación Bolivariana (FLB), un grupo guerrillero venezolano, asistieron al curso. El juez Eloy Velasco destaca que los miembros de ETA viajaron de Maracaibo en compañía de una persona vestida con un chaleco que llevaba el escudo de la DIM (Dirección de Inteligencia Militar) y fueron escoltados por efectivos militares venezolanos.

Noticias relacionadas también alertaron en ese momento sobre que “El Derecho Internacional no permite el apoyo a organizaciones terroristas ni el desarrollo de sus actividades en un país democrático”, como lo señaló Cesáreo Gutiérrez Espada, catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales en la Universidad de Murcia, y agregando: “Pero lo más grave es que, en opinión del juez –el juez Velasco- hay indicios de que el gobierno venezolano sabía que ese cursillo estaba teniendo lugar en su país”… Y más grave mis queridos oyentes, es que Juan Manuel Santos conocía al dedillo semejante complicidad y con todo y eso declaró a Hugo Chávez su “Mejor nuevo amigo”…

Sería conveniente volver a retomar el caso de Arturo Cubillas Fontán, que me cuentan que ahora es flamante Chef en el Hotel Alba Caracas y por supuesto sempiterno protegido de Hugo Chávez y Elías Jaua… Arturo Cubillas Fontán a quien se le señala de ser el jefe de ETA en esta región del continente americano; Cubillas requerido en España por tres asesinatos y que “ha tenido o tiene cargos públicos” en Venezuela, según el auto judicial.

Un nuevo inquilino en el Palacio de Nariño dejó de lado todas estas evidencias… Como se dice en Venezuela, chequera pareciera que mató principios y torció políticas… Ojalá se equivoque Alvaro Uribe cuando dice que ya se ve una “Bogotá derramada en sangre”…

ebruzual@gmail.com
@eleonorabruzual

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés