Berlín según la perspectiva de los indigentes

18 de agosto de 2013

Berlin mendiga

Un tour en Berlín propone recorrer la ciudad a través de la mirada de sus indigentes. El objetivo: eliminar clichés y prejuicios mostrando a los turistas un lado desconocido de la capital alemana.

Un tránsito pesado, mucho ruido y el metro repleto. La plaza berlinesa Nollendorfplatz siempre está en movimiento. Además de tráfico, tiene también una importancia histórica. En una visita guiada normal, un turista aprendería que esta plaza fue concebida por el arquitecto y paisajista Peter Josef Lenné y que la plaza lleva también el nombre de una batalla del siglo XIX.
 

Carsten Voss

Carsten Voss, líder del proyecto ‘Querstadtein’

Pero en el tour organizado por Carsten Voss estos detalles quedan en segundo plano. Los atractivos de su recorrido son las bancas de los parques, las máquinas para cambiar botellas vacías por dinero o un supermercado abierto las 24 horas. Voss muestra Berlín desde la perspectiva de la gente que vive en la calle. Carsten vivió por mucho tiempo allí.
 Botellas mendigos

En las visitas de Carsten Voss, lugares turísticos como la Winterfeldtplatz o la Viktoria-Luise-Platz e incluso la estación Zoologischer Garten toman otro significado. En esta estación, por ejemplo, lleva a los participantes del tour al mercado Ullrich, abierto toda la semana. Las filas en las máquinas que dan dinero por botellas vacías son largas sobre todo en fines de semana.
 
En Alemania, al comprar una bebida embotellada se cobra un depósito que es devuelto al depositar las botellas vacías en máquinas instaladas en los supermercados.
 
Berlin mendigo 2Otra parte del tour incluye una visita a varios centros comerciales que sirven como refugio para los indigentes durante la noche o el invierno.
 
Contacto sin miedo
 
Los albergues para las personas sin hogar son puntos de convergencia importantes para los habitantes de la calle. En ellos se pueden encontrar salas comunes, comida, duchas, lavadoras, teléfonos, Internet, periódicos, libros y otras cosas. Además, los habitantes pueden recibir asesoría en caso de problemas con organismos gubernamentales, por ejemplo.

Voss aclara que no se trata de hacer turismo de la miseria. Berlín ofrece una buena red de contactos para las personas sin hogar. Esa es una de las razones por las que gente de la calle de otros estados de Alemania vienen a la capital. “Hay una atmósfera predominantemente positiva en este sector de la sociedad, su leitmotiv es encontrar la felicidad a su manera”, dice.
 
Al final del recorrido, Voss recuerda la intención de los fundadores de “Querstadtein”. Ahora que los participantes saben un poco más sobre los indigentes, la pregunta es cómo lidiar con ellos.
 
“Lo mejor es mirarlos a los ojos”, dice Voss. “Cuando alguien caminaba y me veía, eso me ayudaba”, explica. “Lo importante es que la gente te vea. Al menos así se evita la indiferencia”.
 

Jennifer Fraczek
Periodista
 
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés