Para Helmut Kohl, Israel siempre fue una prioridad

18 de junio de 2017

Helmut Kohl portada 2




En los primeros años de mandato de Kohl hubo malentendidos y tensiones entre Alemania e Israel, pero, con el tiempo, las relaciones se volvieron positivas para ambas partes, dice el antiguo embajador israelí Avi Primor*.

Helmut Kohl foto 1973
Tras el viaje de Willy Brandt en 1973, Helmut Kohl fue el segundo canciller alemán en visitar Israel en enero de 1984. Dicha visita tuvo lugar en un momento bastante inoportuno. La relación entre ambos gobiernos era bastante tensa tras el fuerte enfrentamiento entre Helmut Schmidt y Menájem Beguín en 1981.

¿Cómo describiría usted la era Kohl con respecto a la relación entre Israel y Alemania?

Avi Primor: Hubo una grave discusión entre Schmidt y Beguín, pero no entre Alemania e Israel. Las relaciones no eran malas. En lo que respecta a Kohl, fue un comienzo difícil. Había muchos malentendidos al principio. Había reparos por ambas partes, pero luego todo se desarrolló bien, mejor que nunca.

Entonces, ¿la era Kohl influyó en las relaciones actuales entre ambos países?

Esa época se considera como una era feliz en Israel. A veces había problemas, pero las relaciones se desarrollaron de forma normal, por lo menos para Israel.

Helmut Kohl 1984 en Israel
En su visita en 1984, Kohl hizo el siguiente comentario en el Parlamento israelí: “Les hablo como alguien que no podía tener culpa en el nazismo, por la bendición de haber nacido más tarde y la suerte de haber tenido una casa paternal especial”. Fue duramente criticado por dicho comentario. ¿Cómo lo valoró usted entonces?

No es adecuado preguntarme esto, porque yo entonces estaba totalmente en contra de las relaciones con Alemania. En Israel se me consideraba por ello un extremista. Naturalmente, he cambiado completamente. Lo que dijo el canciller entonces se entendió mal en Israel. Pero no solo fue ese comentario, toda la visita en sí no tuvo mucho éxito.

¿Cómo contribuyó Kohl a construir unas buenas relaciones con Israel?

Benjamin Netanyahu y Helmut Kohl

Benjamin Netanyahu y Helmut Kohl

Para Helmut Kohl, Israel siempre fue una prioridad y apreciaba el país. En la actualidad, cooperamos más en ciencias e investigación con Alemania que con Estados Unidos, gracias a Kohl.

Helmut Kohl es el canciller de la reunificación. Fue todo un acto de equilibrio lo que hizo el 19 de diciembre de 1989 en Dresde. No podía decepcionar la esperanza de sus oyentes tras la reunificación, pero, al mismo tiempo, no podía ofender a los aliados. Y lo consiguió.

¿Gozaba de confianza en ese momento en Jerusalén?

En aquella época en Israel no solo éramos recelosos, sino también miedosos. Pensábamos, y todo el mundo también, que Alemania quería ser un gran potencia agresiva. Con Kohl, las relaciones se desarrollaron bien y luego pensábamos que habría una Alemania ambiciosa de la que también formarían parte los comunistas, quienes eran hasta entonces los enemigos más grandes de Israel en Europa. En Israel nos preguntábamos cómo cambiarían las relaciones. En ese entonces no entendíamos qué era la RDA y a qué aspiraban sus ciudadanos.

Usted fue embajador israelí en la época en la que Helmut Kohl fue canciller. ¿Qué opinión tenía usted de él?

Tras mi llegada a Alemania en 1993, sus puertas siempre estuvieron abiertas para mí. No tenía que ver con que yo era Avi Primor, sino porque era embajador israelí. Tenía una relación especial con Israel y me lo demostraba como embajador. Estuve con él en 1995 en mi país y fue una visita muy exitosa para ambas partes.

¿Por qué fue ese viaje tan especial?

Independientemente de los temas que habíamos tratado sobre la cooperación germano-israelí, había además una situación tensa entre Kohl e Isaac Rabin. Por un motivo que fue un error de Rabin, creo. Él mismo lo reconoció.

¿Qué sucedió?

Helmut Kohl e Isaac Rabin
En Israel pedimos a Alemania que nos ayudara, porque un soldado israelí había desaparecido en Irán. Rabin culpó a los alemanes de aprovecharse de la situación, para establecer relaciones de cooperación con Irán. Era totalmente falso. Kohl se ofendió y al principio no quiso volar a Israel. Rabin, después de aceptar mi consejo, voló a Alemania y cenó en Bonn con el canciller. De ahí nació una amistad inesperada entre ambos, pero desgraciadamente por poco tiempo. Rabin fue asesinado en 1995.

Avi Primor*Avi Primor fue embajador israelí en Alemania entre 1993 y 1999. Es el presidente de la Sociedad Israelí para Política Exterior.

Diana Hodali



Diana Hodali
Periodista de Deutsche Welle








Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube