María de Galilea

18 de mayo de 2012

María portada

Ser la Madre de Dios no es un hecho común.

En tierras de la Biblia, según la crónica, una joven, casi una niña es visitada por el Angel Gabriel , el cual le anuncia que habrá de parir al hijo del Creador, del Supremo Hacedor, de Yavé, y que en su vientre se gestarán dos partes de la mágica trinidad.

A esta María de Galilea, le adoran los cristianos y la venera el Islam como la virgen sin pecado, ellos le llaman Marien.

El apostol Mateo habla de ella como esposa de José que “concibió por obra y gracia del Espíritu Santo”.

María es visitada también por los Reyes Magos, acosada por Herodes. María la que huye a Egipto, la que retorna a Nazaret, la que acompaña al hijo en su dramático calvario…

A esta mujer el Concilio de Éfeso le otorgo solemnemente el título de Theotokos , “Madre de Dios”, utilizado por igual por católicos y ortodoxos al referirse a ella.

 

Ajeno a credos, a ritos y liturgias, María es un valuarte de la historia de la mujer.

 

 

Una reseña desde la Mesa de Redacción de Gentiuno.com

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés