J’Adore es homenajeado por la misma Casa Dior

17 de diciembre de 2013

Jadoreportada



Fue el año 1999 cuando la maestra perfumera Calice Becker dio vida a uno de los perfumes más representativos del mundo, J’Adore

Desde su olor hasta su maravilloso frasco son  reconocibles…  Podemos hablar, refiriéndonos a J’Adore  de curvas y notas. Su extraordinaria personalidad  lo convirtió  en un favorito de los más exigentes gustos y por ello, pasados estos quince años después de su nacimiento la Maison Dior idea un homenaje y a la vez un regalo para aquellas que aman esta fragancia… Que con su pasión gritan J’Adore.

La Maison Dior lanza una estupenda edición especial con cuello de oro. Pero no se queda allí, la gran firma ha mandado a elaborar una presentación en Video, una joya como joya es J’Adore.  

Lo llama “Le Parfum” y allí muestra el escrupuloso proceso de elaboración de este emblemático perfume, desde el cultivo de las exclusivas flores que lo componen, a su recolección, pasando por la magia de los vidrieros que elaboran con esmero y tradición las curvas de su reconocible frasco, a los talleres de la firma, encargados de vestir el estilizado cuello de J’Adore al más puro estilo Masai.

Ahora el Perfumista-Creador de Dior François Demachy, ha asumido el reto de trasladar el aroma de los pétalos de las flores más exclusivas a la piel sin que éstas pierdan ni una de sus propiedades. Para conseguir su propósito, Demanchy se ha encargado de supervisar todo el proceso, viajando a Turquía, Calabria y a la mismísima Toscana, y visitando el Domaine de Manon en Grasse, cuna de la perfumería y también su ciudad natal.

Y es que allí, tres generaciones de la misma familia han cultivado durante décadas y sólo para para Dior las flores más bellas y olfativas de J’Adore:  la Rosa Centifolia, también conocida como “Rosa de cien hojas” o “Rosa de Mayo”, y el Jazmín Grandiflorum.

Pétalos que son recogidos uno por uno con sumo cuidado para no dañarlos, al igual que otras variedades de rosa, jazmín, azahar, bergamota y lirio. Esta carga portentosa  es destilada y sí se obtiene la esencia. Un característico tratamiento que permite una genuina inmersión en el corazón de cada flor.

JadoreY esa fragancia no puede ser guardada en cualquier recipiente… Por eso J’Adore posee un frasco acorde con sus características. La casa Dior basándose  en tradición y savoir-faire recurrió a la cristalería francesa Baccarat, encargada desde 1947 de fabricar las primeras ánforas de Dior. Eso lo hemos visto en el extraordinario documental “Le Parfum”, donde se nos muestra el ánfora que recoge el aroma de las mejores flores del mundo. Cristal  soplado a boca y trabajado a mano por los mejores artesanos de Francia, dando lugar a un frasco único para coleccionistas. Y siendo cierto que la ánfora tiene novedades en esta entrega podemos verla tan preciosa como la original.

Dior siempre Dior y lo prueba ese caminar por el éxito desde 1947. J’Adore trae por tanto materiales únicos: metales y piedras preciosas y es que la Casa Dior sumó un detalle muy especial a esta joya de la perfumería. Dior  no conforme con tantas ideas vistió a pequeña “mujer” de cristal con un finísima cadena de oro que rodea, el delgado cuello de J’Adore, ese perfume que reina entre los  más famosos del mundo.


Laura Amalia 2013


Laura Amalia Meier
Desde la Mesa de Redacción de Gentiuno.com
gentiunoenvios@gmail.com

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés