Luis José Uzcátegui: Fundamentos simiescos del socialismo

17 de septiembre de 2017

Fundamentos simiescos





Este artículo es una invitación a pensar en realidades tal vez ocultas, tal vez desconocidas, otras ignoradas, muchas negadas o subestimadas de como los integrantes de un modelo político o ideológico una vez que aspiran o que toman el poder cimientan sus acciones en la dimensión simiesca del humano. No podemos saber -por ahora, hasta que la neurociencia lo demuestre- si los que se arropan con el pensamiento socialista o comunista, una vez en el poder o con elementos de poder como es aspirar a ser gobierno o tener armas, sus conductas bestiales están condicionadas de una forma particular e intensa por la genética simiesca, genética que todo los humanos tenemos. Otra referencia son las situaciones como el nazismo o los gobiernos totalitarios de “derecha” donde los argumentos ideológicos son otros: ¿También se presentan a granel conductas simiescas? Sin duda que sí, pero el porcentaje mayor de atrocidades políticas en el siglo XX y XXI se han dado bajo la estrella perversa del socialismo o comunismo.


Es posible que lo reciente del enfoque no haya permitido profundizar las acciones preventivas sobre las desgracias que está generando el pensamiento de los socialistas o comunistas, sobre todo cuando llegan al poder. Sólo hace pocos años emergió en los claustros de las grandes universidades del mundo investigaciones en sociobiología y la ciencia de la conducta sobre el porqué llegan a darse unos comportamientos específicos en ciertos individuos (“fenotipos”), por efecto del medio ambiente cultural. Y que peligroso, si no existe control social a través de la aplicación de las leyes, son las funciones del “cerebro situacional,” es decir dependiendo de las circunstancias se potencian diferentes comportamientos, por ejemplo el simiesco.

Chavismo simiesco
Una vez que los socialistas o comunistas aspiran o tienen poder, en sus cerebros explotan decenas de acciones tan bestiales que son muy difíciles de igualar y comparar con otros escenarios políticos como es el caso de Venezuela y lo que se estigmatizó como “cuarta república”. Lo de Venezuela es atroz, después de 18 años lo que queda son centenares de crímenes de lesa humanidad y la promoción desaforada por parte del régimen de utilizar políticas de estado y políticas públicas para activar en los ciudadanos lo peor de la condición humana.

Simiesco
¡Y otra lección de humildad para la soberbia del pensante!… Los resultados del genoma humano y el genoma del chimpancé tienen una similitud genética de 99%. Resultados como para sentarnos a reflexionar si ese 1% de diferencia es una barrera muy sutil para evitar que con demasiada frecuencia el homo sapiens se comporte como simio y esto se pone en evidencias por conductas como las siguientes:
Competición. Los animales compiten entre ellos por territorio, recursos y posiciones… En Venezuela la lucha por el poder es a muerte, no importa que mueran miles de niños y ancianos por desidia oficial o que el país tenga los índices de inseguridad y homicidios más altos del mundo.

Agresividad. La agresividad sirve para ampliar el territorio y expulsar a los competidores. Los animales derrotados pueden emigrar, dispersarse o permanecer en grupo social como subordinados. La agresión y el terror en Venezuela son inconmensurables… Muchos venezolanos se van, otros se aturden, decepcionan, paralizan y otros por necesidad siguen subordinados similar al “animal humillado” al régimen

Protección a los suyos. Los animales protegen a sus hijos con fiereza. El bochorno es infinito… Los abusos de hijos, familiares y amigos de los que están en el poder, de los amigos del régimen, de los llamados bolichicos, de los amigos de los amigos y de todo el que tiene algún ascendente socialistas o comunistas quienes pretenden tener derechos adquiridos tanto en lo “terrenal como en lo divino”.

Egoísmo. El animal es egoísta por condición biológica… Si fuera altruista no podría cazar ni alimentarse. El humano cuando deja de lado el altruismo convierte a la sociedad en una jungla donde gana el más fuerte y peligroso. Por ejemplo, los que tienen armas, practican la delincuencia o/y el narcotráfico.


Nazis Sovieticos Chavistas Torturas
Mentiras.
El engaño es una función del cerebro animal que le permite obtener bienes, resolver situaciones y defenderse. El engaño manejado con las redes cerebrales del humano es tan perverso como los campos nazis alemanes y el Gulag soviético que destrozaron sin piedad a millones de seres. Venezuela en este momento es la mentira social, moral, política e ideológica más gigantesca de la historia contemporánea. En Venezuela, la mentira junto con el terror, son los fundamentos del régimen para negociar, ir a votaciones y con lo que aspiran a convertir a Venezuela en el territorio simiesco más bestial nunca imaginado en el nuevo mundo ni en esta época.

Luis José 7 de febrero 2015
Luis José Uzcátegui
Médico psiquiatra y antropólogo
ljuv2000@gmail.com 
@LuisJUzcategui 
 Diccionario de Salud Mental LJ Uzcátegui

https://drluisjoseuzcategui.wordpress.com/2016/04/18/diccionario-de-salud-mental/

 

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube