Mil gatos callejeros han sido liberados en Chicago para ayudar a combatir las ratas

17 de mayo de 2021

Gato cazando rata






Chicago, tenemos un problema: las ratas. Como en toda gran ciudad, la ciudad de los vientos sufre de una fuerte infestación de roedores y por sexto año consecutivo ha sido calificada la urbe más ratonera de Estados Unidos.

Para tratar de frenar esa plaga, narró The Guardian, se han tratado varias técnicas, entre ellas el despliegue de elementos con raticidas y botes de basura “a prueba de ratas”, mecanismos que a veces resultan ineficaces y que, en el caso de los venenos, son dañinos también para otros animales.

Además, los roedores son persistentes y numerosísimos, por lo que la batalla contra ellos nunca termina.

Gato y rata imagen 1
Ante ello, Tree House Humane Society, un albergue de animales en Chicago creó un nuevo esquema, denominado ‘Cats at Work’ (algo así como ‘Gatos trabajando’), que como su nombre lo indica pone a felinos a realizar su ancestral labor de cazar, matar y ahuyentar a las ratas.

Ese albergue ha liberado desde 2012 unos 1,000 gatos en varias áreas de la ciudad para que ayuden a contener la población de ratas. Los felinos son liberados, en grupos de dos o tres, fuera de hogares o negocios, indica The Guardian, para que combatan a las ratas de modo natural y “sustentable”.

Eso, además, les da una oportunidad de vivir a los gatos pues, de otro modo, los felinos permanecerían por largos periodos recluidos en el albergue o incluso podrían ser sacrificados.

En cambio, con el programa Cats at Work los gatos callejeros, que previamente han sido vacunados y esterilizados, pueden seguir sus instintos y combatir las ratas de Chicago.

Gato caza rata
“Tenemos muchos clientes que nos dicen que antes de tener a los gatos ellos salían de su casa y las ratas cruzaban frente a sus pies”, dijo Sarah Liss, del equipo de Tree House Humane Society, a la televisora WGN9.

Viviendas y negocios pueden inscribirse al programa y han de cubrir comida, agua y refugio para los felinos, que andan sueltos por el vecindario y con su presencia abaten a las ratas, o disuaden que se acerquen allí. Así, al utilizar a los gatos callejeros, depredadores naturales de los roedores, se lograría una solución natural y de largo plazo al problema de las ratas, al menos en los espacios en los que esos felinos viven.

Una Nota periodística de Jesús Del Toro (Yahoo)





Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube