Jesús Peñalver dice: No sé si saqueo, pero algo hubo

16 de noviembre de 2013

Saqueos

 

Aún se rumora mucho sobre lo que ocurrió hace poco: la convocatoria desde el poder y el caso muy obediente que la gente hizo, apostándose en las afueras de tiendas de electrodomésticos.

Mientras esto ocurría – se hablaba de saqueos, ocupación – que de suyo son prácticas que pudieran considerarse constitutivas delitos, en los medios del Estado, públicos o del gobierno, el señor presidente sin recato se mostraba ante el país.

El canal de Los Ruines, perdón, de Los Ruices, bien gracias. Allí no aparecía nada de lo que estaba ocurriendo en varios lugares de la ciudad.

Maduro saqueoSin embargo, las redes sociales hacían lo suyo. Es decir, quienes tienen acceso a estas y desde el mismo lugar de los hechos, hacían circular la información. Entretanto,  quien ocupa el palacio miraflorino anunciaba en su “discurso” de desorden, que lo que acontecía era solo “la punta del iceberg “Dios, ¿cómo calificar tal desaguisado?

Con tanta información filtrada, quizá ocurra que aquí no ocurra nada más o solo acontezca lo que al gobierno le interese que pase y se difunda por sus órganos de propaganda. 

Mientras se conmemoraba un año más de la Noche de los Cristales Rotos (Kristallnacht 1938) y se realizaba una marcha llamada “autoconvocada”,  el gobierno incitaba a ocupar  y a que “no quedara ni se dejara nada en los anaqueles”.

Anaqueles vacios 2Menos mal que la Internet sirvió de algo, nos sirve de algo, no sabemos hasta cuándo porque al parecer, también tiene sus límites, como se observa en algunos otros países de evidente corte represivo, controlador,  totalitario.

Amigo lector, ese llamado puede ser un mecanismo para escurrir el bulto y generar en el ánimo de la gente que la “guerra económica” de verdad existe y el sector comercio es el culpable de todos nuestros males. Pues no,  ha sido el  mal gobierno cuyo origen, incluso, se encuentra en entredicho, y su desacertada política económica que tanto daño ha causado a las finanzas del país, lo que nos tiene en este callejón que no parece tener salida.

Dentro de menos de 30 días habrá elecciones municipales; se elegirán a alcaldes y concejales, de modo que no se confunda, no se trata de referendo ni plebiscito, pero sí de de una propicia y preciosa ocasión para darle cierto  vuelco al estado de cosas que se ha instaurado en el país –penosamente- desde hace más de catorce años.

No es un hecho sencillo; se trata de un acontecimiento de muy particulares e importantes características, habida cuenta del giro que ha experimentado o influido en el ánimo del electorado y la oportunidad de enviarle un mensaje a quien sigue aposentado en Miraflores.

Esos llamados desesperados  ponen en evidencia el miedo, el temor y la intranquilidad del gobierno y de sus seguidores, que creían invencible a su candidato, que por cierto, se niega a debatir ideas, conceptos y definiciones que le hagan bien a Venezuela.

Saqueo 90No saqueemos nada, porque eso es delito. Por el contrario, saquemos los votos suficientes para recuperar espacios de poder para un uso eficiente de los recursos.

Se trata de ese sueño de país que debe ser el tema de un cuento; se  trata de construir entre todos el cuento de lo que queremos ser, y sobre todo, de  creérnoslo. 


Jesus Peñalver foto 2013

Jesús Peñalver es abogado
Columnista de Opinión
penalver15@gmail.com / @jpenalver






Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés