Egipto sanciona a su judoca que negó saludo a su par israelí

16 de agosto de 2016

Judocas israelí y egipcio portada




 

El judoca egipcio que se negó a estrecharle la mano
a su par israelí fue enviado de regreso a su país


El Comité Olímpico de Egipto tomó la decisión de castigar a Islam el Shehaby por su conducta “contraria a los valores olímpicos”

Islam El Shehaby
El Comité Olímpico Internacional confirmó que Islam El Shehaby recibió una «severa reprimenda» por su comportamiento tras su derrota en primera ronda a la pelea de peso pesado ante el israelí Or Sasson el último viernes.

El egipcio se había negado a estrecharle la mano a su rival luego de perder la pelea y apenas se inclinó cuando el árbitro lo obligo a hacerlo, como gesto de deportividad.

El COI sostiene que la conducta del egipcio «fue contraria a las reglas del juego limpio y va en contra del espíritu de amistad plasmado en los valores olímpicos».

Los hechos sucedieron así…

Judocas israelí y egipcio foto 3
El israelí Or Sasson festejó interiormente. Luego, siguiendo la etiqueta japonesa correspondiente al judo, se dirigió hasta donde estaba su oponente para saludarlo tras derrotarlo: estrechar su mano, nada más. Sin embargo, movido por el odio religioso o por un prejuicio antisemita, el egipcio Islam el Shehaby lo rechazó y protagonizó así un escándalo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El Shehaby, un reconocido competidor de esta disciplina, recibió mensajes intimidatorios en los que se le repetía su obligación de ganarle al israelí. Caso contrario, su derrota sería interpretada como una vergüenza para el islam. Cuando Sasson se acercó a saludarlo, el egipcio sacudió su cabeza y dio varios pasos atrás para evitarlo.

Judocas israelí y egipcio
«Avergonzarás al islam. Si pierdes, avergonzarás a una nación entera y a ti mismo», fue uno de los tantos mensajes que recibió el egipcio, quien prefirió seguir sus intintos más básicos, en lugar de mostrar un espíritu deportivo y civilizado. Otro: «No queremos pensar qué pasaría si pierdes contra un israelí».


Mataz Matar, conductor de la cadena Al-Sharq, también colocó presión sobre el deportista olímpico. No quería que peleara: «No sea tonto al pensar que jugará con el atleta israelí para derrotarlo y hacer a Egipto feliz. Egipto va a llorar, Egipto va a llorar, y tú serás visto como un traidor a los ojos de tu pueblo».

Luego de ese episodio, el árbitro llamó a El Shehaby al centro del tatami para que hiciera una reverencia y saludara como corresponde tanto a las autoridades como a su rival. De mal modo, el egipcio apenas movió su cabeza.

Judocas israelí y egipcio foto 4
La Federación Internacional de Judo, sin embargo, celebró que ambos contrincantes hayan luchado. «Este es un gran avance, que los países árabes acepten luchar contra Israel», dijo Nicolas Messner. Ahora habrá que ver las consecuencias que podría sufrir El Shehaby por haber aceptado pelear contra Sasson.


Ahora el Comité Olímpico de Egipto condenó enérgicamente las acciones de El Shehaby y fue este organismo el que ha decidido enviarlo a casa.

Por su parte, la Federación Internacional de Judo había indicado que el saludo entre rivales no es obligatorio tras la culminación de una pelea, por lo que de haber una reprimenda hacia el egipcio lo analizaría con tiempo.

Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube