Roderick Navarro: El cambio es sin la MUD ni el PSUV

16 de enero de 2015

MUD y PSUV Portada




La MUD es un obstáculo para que conquistemos la Libertad de Venezuela. Incluyo en la MUD a ABP, Voluntad Popular y Vente, no sólo porque la defienden, hacen parte de ella y se someten a sus lineamientos, sino porque también hay muchos confundidos que aún evalúan a estos actores por lo que dicen y no por las consecuencias de sus acciones políticas. 

Aveledo y maripili

Ramón Guillermo Aveledo y la ministra del Poder Popular para la Juventud, Maripili Hernández celebrando sus acuerdos

Me veo, por lo tanto, en la obligación de recordar verdades incomodas que fácil se olvidan. La MUD cantó fraude aquel 14 de abril; luego llamó a votar, meses después, en las municipales, para terminar de legitimar a Maduro en Miraflores; luego ellos mismos dijeron que estábamos en dictadura, y que había que convocar #LaSalida… para que, meses después, unos dialogaran y otros dijeran que la salida era una Constituyente. Después de eso se hizo un “congreso ciudadano”, que terminó proponiendo primarias para las parlamentarias, a la par de sus consignas aliadas: #CalleYvoto y #CambioUrgente.

Este año quieren elecciones a como dé lugar: bien sea por la renuncia de Maduro y unas elecciones presidenciales adelantadas, o por las tan ansiadas elecciones a la Asamblea “Nacional” del comunismo. Ahora las nuevas consignas son «CAMBIO Impostergable» y «CAMBIO Indetenible». Todo desembocará en “Unión y CAMBIO” (HCR, LL, MCM, AL, es decir, toda la MUD).

A cualquier costo, quieren seguir maquillando como republicano, legítimo y democrático a un régimen que no lo es – con el aditivo de perversión que algunos de ellos despliegan, esos que incluso gozan del cinismo diciendo que estamos en dictadura mientras afinan los detalles del negocio electoral.

Es tan siniestra la insistencia en el llamado a votar -sabiendo todo lo que se sabe al respecto-, que el refuerzo de este venenoso llamado ha sido, incluso, acordado con la Conferencia Episcopal Venezolana, con el único objetivo de mantener vivo al decadente sistema político actual (que no puede permitirse la existencia de hombres que ejerzan su Libertad a plenitud). Ellos “exhortarán” al CNE a que se porte bien, mientras que esconden su verdadero objetivo diciendo «esto es comunismo, es totalitarismo centralista». El uso de Dios para esclavizar a los hombres nunca termina bien, lo sabemos…

Todas estas cosas tienen que ser una lección para los venezolanos que valoramos la Libertad. Todos esos agentes del socialismo luchan por la caricaturesca “democracia” del decadente sistema político al cual sirven, no luchan por la Libertad. En ese sentido, queda bastante claro que todos ellos son parte de este profundo problema venezolano, no son parte de la solución.

Desde la Resistencia es vital mantener la claridad y las posturas: desobedecerlos y desconocerlos los hace más débiles; en consecuencia, se debilita el régimen y se acortan los tiempos de su colapso real. Hemos logrado mucho más, desde mediados de 2013 para acá, que todos ellos juntos en casi 16 años… ¡porque recuerden que estos actores son los mismos que vienen de la guanábana y el chiripero -socialismo-, y que incluso los más “jóvenes” son hijos de esa cultura!

PSUV UnidadNo hay Libertad, por eso no hay democracia. Insistimos una vez más: nos enfrentamos a una tiranía comunista, que aspira al totalitarismo, que ha destruido a Venezuela y quiere matar de hambre a la población para hacerla cada vez más obediente y sumisa. La Resistencia se ha fortalecido como el único escudo genuino capaz de detener los embates de ese perverso proyecto, y como la única arma capaz de derrotarlo política y culturalmente.

Tengan en cuenta algo: lo que está por ocurrir en Venezuela no tiene aspectos agradables, en varios sentidos, pero es algo absolutamente necesario y urgente dadas las condiciones tan críticas, peligrosas y abominables en las que se encuentra el país. Esto que vaticino es una consecuencia natural de la ausencia de una real oposición al avance del socialismo, durante el siglo XX, y de la consolidación del comunismo en los albores del siglo XXI. Si hubiera existido una oposición real, nada de esto estuviese ocurriendo y la historia de Venezuela fuese distinta.

Es por eso que NO es momento de prestar atención a los engaños colaboracionistas, ni a los traidores, ni a los desatinados, ni a los que tratan de banalizar nuestro mensaje, ni a los que creen que aún vivimos en una democracia.

Es el momento de protestar, de desobedecerlos, desconocerlos y de demostrar que no representan a la población venezolana. Es el momento de la Resistencia, ¡vamos a conquistar la Libertad y devolverle la Soberanía a Venezuela!

Libertad o nada.


Roderick NavarroRoderick Navarro
Ex-Pdte Federación de Centros – Universidad Central de Venezuela (2010)
Estudiante de Ciencias Políticas
@RoderickNavarro de @VFutura





Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés