Jorge Benezra: La clase media venezolana lucha para no morir

15 de agosto de 2016

Clase media acosada




La desaparición de los estratos medios de la sociedad parece ser la estrategia
del régimen chavista para sobrevivir

Los bolsillos de los venezolanos están rotos.La gente afronta una situación caótica para poder tener lo necesario y básico para vivir. Pensar en una vivienda propia o en un coche usado o nuevo es casi imposible. Actualmente la única esperanza de poseerlos es anotándose en una lista infinita de un plan generado por el gobierno -Gran Misión Vivienda Venezuela- que está contaminado por la burocracia y la corrupción.

Ybarra Clase Media

Un anciano y un joven universitario se preparan para pasar la noche en la calle en Caracas – Fotografía: Alvaro Ybarra Zabala

La clase profesional es la que más ha encajado el impacto de la inflación dada la naturaleza de su lucha por mantener una calidad de vida que poco a poco se les desvanece. Este deterioro económico se aceleró en los últimos cinco años y se acentuó con la llegada de Maduro al poder.

El gobierno ha sostenido su proyecto político gracias a las clases menos favorecidas y los ha hecho dependientes de manera que no generen riqueza, no sean competitivos y vivan en el atraso. La política ha sido gastar la riqueza de la nación en producir políticas de subsidio generador de clientelismo político.

El diputado chavista y ex ministro de Educación, Hector Rodríguez, lo ha declarado públicamente: «No vamos a sacar a la gente de la pobreza para llevarlas a la clase media y que pretendan ser opositores».

El chavismo ha tenido que enfrentarse con una clase media arrogante difícil de moldear que ha luchado contra las injusticias, la corrupción y la sumisión que el poder ha querido imponer. Los estudiantes, amas de casa y profesionales en general son los que han asumido la protesta, pero el tiempo ha generado en ellos la frustración y la desesperanza que los hace menos combativos buscando así otras alternativas para sobrevivir.

Clase Media exodo
Cifras extraoficiales revelan que en las últimas dos décadas, la cifra de emigrantes aumentó de 150.000 a más de 1,8 millones (cerca de 7% de la población).

La desaparición de los estratos medios venezolanos podría ser algo cada vez más cercano ante la crisis política y económica que vive el país. Podría convertirse definitivamente en el trampolín de la revolución bolivariana, para permanecer en el poder.

Jorge Benezra créditos Dic 2015

Jorge Benezra
Periodista
@JorgeBenezra
jlbenezra@gmail.com







Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube