Cuando vinieron…

14 de junio de 2013

Cuando vinieron Portada

 
(Este texto fue escrito por Eleonora Bruzual, periodista y Editora de nuestro Portal el 6 de abril de 2003, o sea, hace más de 10 años. 
La reflexión, la cita, la denuncia siguen vigentes como vigente es el mal y la complicidad, por ello lo reproducimos hoy en el nuevo Gentiuno)

Texto:

Muchos son hoy los venezolanos, que ante este pavoroso tiempo que un enfermo tiranillo, abusador y bravucón nos pretende obligar a vivir y sobre todo con el auge de la Internet y el Correo Electrónico, que han revivido una vieja poesía, de la década de los 40s en el siglo pasado. Esto trajo hasta mí la necesidad de indagar un poco en la autoría de dicho texto, que para muchos es del dramaturgo alemán  Bertort Brecht, para otros es casi un anónimo, y para los que nos hemos dedicado un poco a la búsqueda del verdadero creador, es de una víctima del nazismo.  

Cuando vinieron 2
Me refiero a “Cuando vinieron…” cuyo autor fue Martin Niemöller pastor protestante alemán, víctima del holocausto. Niemoller fue uno de los millones de seres que la barbarie hitleriana conminó a un Campo de Exterminio, del cual, milagrosamente sobrevivió, pudiendo huir hacia los Estados Unidos de Norteamérica, muriendo allí en  1984.  
Cuando vinieron 5
Muchos son los lectores, visitantes y amigos que me han pedido reproduzca en nuestros espacios este texto, como la reseña de su autoría. En un momento difícil, cuando los riesgos de repetir la suerte de tantas y tantas víctimas del totalitarismo y la barbarie, aquí copio esa brevísima reflexión poetíca, capaz -como sólo el talento lo hace- de resumir con fuerza abrumadora, la condición humana, esa que sabe o no sabe de solidaridad, siente o no siente bondad, comparte o no comparte luchas, defiende o no defiende la libertad…

Aquí la versión original:

First they came for the Communists, and I didn’t speak up, because I wasn’t a Communist.  Then they came for the Jews, and I didn’t speak up, because I wasn’t a Jew.  Then they came for the Catholics, and I didn’t speak up, because I was a Protestant.  Then they came for me, and by that time there was no one left to speak up for me. by Rev. Martin Niemöller, 1945    

Aquí la versión más común que se ha traducido al castellano:
“Primero vinieron por los comunistas, y yo no dije nada, porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos, y yo no dije nada porque yo no era un judío.
Luego vinieron por los católicos, y no dije nada porque yo era protestante.
Cuando vinieron por mí -en ese momento- no había nadie que hablara por mí y me defendiera”.

Cuando vinieron 6
Leo en alguna parte en esta investigación nada ortodoxa pero si bien fundamentada, que el texto de Niemoller está   en los archivos de la Biblioteca del Congreso de Washington DC,  Estados Unidos, y dicho registro tiene fecha del 14 de octubre de 1968, bajo el número 31.636. En otra reseña, constato que un bibliotecario del Instituto Goethe, en la ciudad de Munich, asevera que en Alemania, no existen dudas sobre la autoría del texto, y todos los estudiosos coinciden que es de Niemoller.

Una última acotación se impone, y es aquella de resaltar que los militantes de una izquierda  trasnochada, de una fusión perversa entre viejas ideologías y  culto a la violencia, de un pacto entre terrorismo, resentimiento, mediocridad y sociopatías pretende siempre secuestrar todo poema, todo escrito, toda reflexión que hable, denuncie o combata la persecución y la privación de la libertad, buscando así impedir que el mundo sepa que el mayor número de crímenes, de vejaciones y de muertes los debe la humanidad a esa maldición que vestida de rojo sangre, utilizando la pobreza como base para sus planes, desconociendo la dignidad humana y justificando el terror como arma política conocemos como comunismo.
    
Chavez y castro mural
Hoy llegó a Venezuela, y en menos de cinco años ha destruido al país, dividido a su pueblo, empobrecido a millones de ciudadanos  y levantado una ola de terror y devastación que Dios quiera no arrase con todo y con todos… Pero aquí, escribiendo, me pregunto…  

Cuando vinieron 3
Cuando los rusos, los polacos, los húngaros, los alemanes del este, los silenciados de casi un siglo de horror requerían de nuestras voces ¿Cuántos hablaron? … Pero es que América está tan lejos y nosotros –por suerte- no somos ni de centro Europa ni de aquellas lejanas estepas… Cuándo Salvador Allende impuso a los esbirros cubanos sobre los chilenos, y comenzaron a hacerse dueños del país quizá no dijimos nada… ¡No éramos chilenos!    

Cuando vinieron 4
Cuando en Camboya el comunismo diezmó a la mitad de la población ni nos dimos por aludidos ¿Dónde queda Camboya? ¡Ah sí! Que “bonita película “Los gritos del silencio”…  ¿quién escribió el guión?    

Cuando Noriega persiguió, vejó y asesino al pueblo panameño ¿Alguien preguntó? Estoy casi segura que no, ya que no éramos panameños…  

Sandinistas
Cuando las hordas sandinistas mataron, robaron y aterraron al pueblo nicaragüense, ciertamente que no hicimos nada… Y cómo, ¡acaso éramos de Nicaragua…!   

Che Guevara asesinoCuando Fidel Castro fusiló, despojó, acribilló a inocentes, cuando hundió el remolcador 13 de Marzo asesinando a niños, mujeres y hombres inocentes, cuando secuestró a Elián con la complicidad del amoral partido demócrata, cuando día a día muchos cubanos con el mismo corazón, los mismos sueños y el mismo derecho a la vida  que nosotros son devorados por los tiburones en las frías aguas del estrecho de La Florida, alguien puede decirme dónde hubo una marcha, una concentración, una protesta… ¡Pero que cosas tengo! Si no somos cubanos…  
  
Talibanes matando mujer
Cuando en Afghanistan los talibanes vejaron, torturaron y fusilaron a las mujeres porque simplemente para ellos no merecían ni igualdad ni derechos humanos, cuando las encerraron dentro de las pavorosas burqas, cuando desde estos mismos espacios pasamos años denunciando ese horror y nadie se sensibilizaba ni nadie gritaba o manifestaba por ellas. Cuando tuve que tragarme la ira –unos días después del 11 de septiembre de 2001- cuando un “Famoso y protagónico” líder comunitario y defensor de los Derechos Humanos de Venezuela, me llamó para que interviniera en su programa y contará lo que por años había venido denunciando y que el recién “Descubría”… ¿Dónde carrizo estuvo mi rabia que no le reclame su apatía cómplice?

Terrorismo contra Israel
Cuando los terroristas palestinos e islámicos en general vuelan cafeterías, autobuses escolares, sinagogas, y condenan al dolor tanto al pueblo de Israel como a sus mismos pueblos ¿qué hacemos? Bueno… esa gente siempre se ha matado… Y ni idea de quienes son, más de uno me dirá: no tengo ni amigos ni familia por allá…  

ETA asesinos
Cuando la ETA patea la vida de inocentes habría que ver si es que esos vascos son felices matándose… No somos vascos y tampoco españoles… Cuando la narcoguerrilla colombiana masacra, viola, aterroriza… ¡Ay! ya es suficiente dirán muchos…

Chavistas asesinos
De pronto me encuentro gritando por la libertad de mis hijos, de mi gente, por esta Venezuela en peligro, igual que tantos otros pueblos mártires y pido a mi Dios que no nos cobre tanto pecado de omisión, tanta apatía, tanto egoísmo,  que haya todavía corazones solidarios y nobles que unan sus gritos a los nuestros y el coro sea tan fuerte, tan único que jamás los tiranos se confíen de esa mala costumbre humana de no defender al que sufre, al que llora, al que le es arrebatada su dignidad, pido a mi Dios que ante la solidaridad de tantos que ya se manifiestan, nos permita corregir errores y nunca jamás volver a darle la espalda a los perseguidos y esclavizados del “narcocomunismoterrorismo” disfrazados de militancia política…
 

Eleonora imagen créditos

Eleonora Bruzual
Periodista
ebruzual@gmail.com
@eleonorabruzual 
 
Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés