¡Bye Valentino!

13 de julio de 2012

valentinoportada

Es lo que se me ocurre decir cuando nos enteramos que la sociedad de inversiones de Qatar Mayhoola for Investments, absolutamente dependiente de la familia real de ese país, adquirió el total del capital accionario del grupo textil Valentino Fashion, controlado hasta ahora por el fondo de capital de inversión británico Permira y la familia italiana Marzotto.

El propio grupo italiano informó sobre la firma del acuerdo de compra que se llevó a cabo ayer 12 de julio, y en virtud de él Mayhoola, sociedad perteneciente a un «gran grupo inversor privado» de Qatar, contempló la adquisición de la firma Valentino, fundada hace más de medio siglo por el gran Maestro Valentino Garavani, y de la licencia M. Missoni. Se dice que el monto pagado por Mayhoola for Investments ha sido de 700 millones de euros por la casa de moda, y por supuesto que la realeza del país musulmán está detrás de toda la negociación

Es triste reseñar que nuevamente Valentino ha cambiado de dueño. Más aún que verdaderos íconos de la Alta Costura son devorados por consorcios orientales como Mayhoola for Investments, que hoy controla absolutamente la compañía.

Quien primero dio la información fue el diario italiano «Il Corriere della sera» resaltando que la casa de moda pertenecía desde 2007 al grupo británico Permira. Ellos aclaran que los inversores no se hará con la totalidad de Red & Black, empresa que incluye a Valentino Fashion Group y Hugo Boss, que sólo se vende la marca Valentino y a la licencia M Missoni. MCS Marlboro Classics sale de Valentino Fashion Group y pasará a formar parte de Red & Black, compañía controlada por el fondo de inversión británico Permira.

Aunque voceros de Mayhoola declaren que «Valentino ha sido siempre una marca de gran encanto y una posición incuestionable», esto no aminora la nostalgia… y menos el pensar el lo que representa para la gran moda Valentino Clemente Ludovico Garavani, mejor conocido como Valentino, ese italiano prodigioso, nacido el 11 de mayo de 1932), cuya sola mención habla de prestigio, genialidad, elegancia…

Dado lo declarado por esos voceros del consorcio qatarí el trabajo de los directores creativos Maria Grazia y Pier Paolo Piccioli Chiuri y todo el equipo directivo liderado por Stefano Sassi fue tan espectacular y provechoso que eso abrió su “apetito” y los llevó a hacerse de la empresa… Aseguran que seguirán apoyando la gestión a fin de lograr un conocimiento pleno de las posibilidades de la prestigiosa marca. Y en tiempos de marcas y no Maestros aseguran pragmáticos que “Valentino es la base perfecta para conseguir una presencia más amplia en el sector del lujo”

No olvidamos que en 1998, Valentino vendió su empresa, pero tampoco que siguió dirigiéndola, hasta que los rumores sobre su retiro fueron insistentes. Finalmente se retiró en aquel histórico desfile en París, el 23 de enero de 2008. Previamente, en el segundo semestre de 2007, con motivo de sus 45 años de carrera, el Ayuntamiento de Roma había ofrecido una muestra retrospectiva, a modo de homenaje, donde era posible revisar sus creaciones en un escenario excepcional, el Ara Pacis del emperador César Augusto.

Al confirmarse la venta Puig, la famosa compañía internacional española que opera en los sectores de la moda y los perfumes y que fue fundada en 1914 por Antonio Puig Castelló en Barcelona, España, pierde la posibilidad de controlar Valentino, cuya licencia de perfumes tiene desde el año 2010.

Bussiness is Business y no caben los lamentos y menos las candideces. Valentino Fashion Group registró un facturación de 322 millones de euros en 2011. Los ingresos aumentaron un 23% entre el primer trimestre de 2011 y el primer trimestre de 2012. La compañía cuenta con presencia en 700 puntos de venta multimarca y con una red de 113 establecimientos en 90 países y con esto ¡A por ella! gritaron los despiertos empresarios de Qatar.

Stefano Sassi

Y hasta Stefano Sassi, el director general de Valentino, ni tonto que fuera, declaro: «Estamos encantados con esta evolución», agregando que en los últimos años Valentino diversificó su gama de productos y reforzó su presencia en el continente asiático. «Durante los últimos años, a pesar de oscilaciones en los mercados de productos de lujo, la compañía ha operado con gran intensidad y se ha concentrado en maximizar el potencial de la marca Valentino. Este esfuerzo debería conducir a un aumento del 60% de los ingresos de 2009 a 2012. Nuestro nuevo accionista debería ayudarnos a alcanzar todo nuestro potencial», aseguró…

Este no es el único negocio ni la única gran firma  en el sector del lujo que pasa a manos de un rico país árabe. Pareciera que a ellos no afecta la difícil situación económica mundial, menos a los países del golfo Pérsico que siguen mostrando gran interés en esta área de negocios.

Por eso, hasta aquí llega mi crónica con un ¡Bye Valentino! Nuevos tiempos, nuevos dueños y tal vez un nuevo estilo… ¿ Chi lo sa?

Mariem Akl
Desde la Mesa de Redacción de Gentiuno.com
gentiunoenvios@gmail.com

Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés