Ricardo Angoso entrevista al almirante peruano Luis Giampietri

12 de noviembre de 2014

Luis Giampietri




Luis Giampietri es almirante retirado, fue vicepresidente del Perú en el segundo gobierno de Alan García y ex miembro del legislativo de su país. También es una víctima del terrorismo: sufrió 126 días de cautiverio, en 1996, en la residencia del embajador de Japón tomada por un comando terrorista del MRTA.

Ricardo Angoso:
¿Cómo esta Perú, hacia donde marcha?


Luis Giampietri 2Luis Giampietri: Ollanta Humala se ha encaminado por mal camino y se ha rodeado de un grupo de colaboradores que tampoco le ayudan mucho. Peor no puede estar rodeado para ejercer el gobierno. Luego su familia está compuesta por gente resentida, hablando en términos sociales, y se educó en un ambiente muy negativo. Pero, el problema radica en que como no obtuvieron los resultados que esperaban en las urnas, tuvieron que cambiar lo que inicialmente habían plasmado en su programa electoral. Al principio, Humala no entendía lo que está pasando y no definió desde el principio qué hacer con la minería del Perú, que es un asunto capital y nuestra primera industria nacional. Tampoco se definieron los objetivos para nuestra agricultura, pero la minería es muy importante para nuestro nación y me atrevería a decir que somos el primer país en reservas minerales del mundo. Y apenas las hemos explotado, o hemos sido capaces de explotar apenas el 5 o 6% de nuestros recursos mineros. Humala en su campaña electoral llegó a decir “agua, sí; oro, no” y lo dijo en las regiones mineras, ese mensaje está grabado.

Y ese discurso significaba una indefinición sobre un asunto prioritario. Dejó que las cosas se pudrieran y este política tenido un efecto dominó, sobre todo en lo que se refiere en las inversiones en el país. El Perú cuando lo dejó el anterior presidente, Alan García, tenía más de 50.000 millones de dólares en cartera. Humala, por el contrario, a pesar de ser un militar, no utiliza los instrumentos que la Constitución le da para revertir las cosas y poner orden en la casa.

R.A.: Es decir, ¿el balance que hace de Ollanta Humala es negativo, mientras que el de Alan García es positivo?

Luis Giampietri y Alan GarcíaL.G.: Fue una buena presidencia la de Allan García y lo dice alguien que no es del Apra. Yo nunca he sido arpista, a mí me invitó García a entrar en su equipo como vicepresidente y así lo hice porque consideraba que tenía que hacerlo, pensaba que yo tenía un caudal de simpatía y apoyo que aportaba votos y ayuda a su proyecto. Así fue, me integre en ese proyecto y conseguí ayudarle para que saliera elegido. Tuvimos una buena relación y supimos hacer las cosas. Le ayudaba en lo que podía y encontré respeto por su parte. En lo que he fracasado, es en que no conseguí revertir el rencor y el odio de algunos sectores, incluso entre los apristas, hacia las Fuerzas Armadas.

R.A.: ¿Cómo ve a este respecto lo que está sucediendo en el continente con respecto a los militares?

Militares peruanosL.G.: He comprobado que lo que está sucediendo con los militares en el continente no es un hecho aislado, sino una estrategia que afecta a todos los países, es un mal endémico, una suerte de Ébola jurídico que ha contagiado a todos los Estados que nos vimos envueltos en un momento de nuestra historia en la lucha contra la subversión.

R.A.: Hablemos de Perú, ¿y cuántos militares están procesados y en qué situación están?

L.G.: Hay más de 2.000 oficiales de las Fuerzas Armadas de Perú enjuiciados por supuestos delitos, algunos de lesa humanidad incluso…Aunque hemos presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional de nuestro país en el cual hemos logrado que esta instancia judicial declare que no son delitos de lesa humanidad y que es inaplicable esta acusación porque nosotros tomamos conocimiento del Estatuto de Roma en el año 2013, en que comenzó a ser aplicado en nuestro país y no antes. No podría ser retroactiva esa norma a ninguna de las acusaciones que datan de los años 80. Sin embargo, los jueces no asumen muchas veces esos argumentos y siguen con los procesos, que se dilatan durante años, como es mi caso.

El Estado peruano ha permitido que, en connivencia con el líder máximo de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, se creara una Comisión de la Verdad en Perú, que es el centro desde donde se han organizado y preparado todas las acusaciones contra los militares de mi país.

R.A.: ¿Está hablando de una suerte de conspiración continental contra los militares?

Luis Giampietri 3L.G.: Claro, creo que estos sucesos que están sucediendo no son una casualidad, sino que esta es una agresión que va más allá de lo que nosotros pensamos y que podría ser la guerra subversiva por otros caminos. La subversión se entiende como aquella guerra que pretende trastocar o cambiar el orden establecido. Nosotros, creo yo, y hablo de los militares, comprometidos con la obediencia y la disciplina, entendimos que el problema era de ámbito militar, que fue el análisis que se hizo en todos los estados mayores militares del continente. ¡Y no era así! La guerra subversiva no era necesariamente una guerra militar, sino que tenía una naturaleza política.

R.A.: ¿Se arrepiente, entonces, de haber luchado contra la subversión?

L.G.: Con respecto a nuestros soldados, muchos se arrepienten de haber dado la batalla en la guerra subversiva y se muestran abatidos. Muchos militares me dicen: si a ti, siendo almirante y vicepresidente de la República, te han hecho lo que te han hecho, ¿qué no nos irán a hacer a nosotros? El objetivo final de este tipo de acciones de ataque es que bajemos la moral y eso se va consiguiendo, van quebrando la moral de nuestros soldados y oficiales.


Ricardo Angoso 2

Ricardo Angoso

Periodista español
rangoso@iniciativaradical.org
@ricardoangoso




Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés