Partido Republicano exige investigar a Hillary Clinton por perjurio

12 de julio de 2016

Hillary investigada





El bloque solicitó al Departamento de Justicia de Estados Unidos que abra una investigación para determinar si la precandidato demócrata le mintió al Congreso en el marco de la causa por el uso de su correo electrónico privado, que fue cerrada formalmente por el FBI días atrás

Los presidentes del Comité Judicial y el Comité de Vigilancia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, del Partido Republicano, solicitaron este lunes que el Departamento de Justicia abra una investigación criminal por perjurio para determinar si Hillary Clinton mintió al Congreso.

Clinton emails
«Las pruebas recogidas por el FBI durante su investigación sobre el uso de un sistema de correo electrónico personal por parte de la secretaria Clinton parece contradecir directamente varios aspectos de su declaración jurada (ante el Congreso)», señalaron los congresistas Bob Goodlattte y Jason Chaffetz.

Clinton declaró ante el Congreso hace unos meses sobre el escándalo por el uso de correos electrónicos privados para tratar asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado.

La semana pasada, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) determinó que, luego de sus investigaciones, la precandidata demócrata no debe ser procesada.

Así lo indicó el director del FBI, James Comey, quien de todas formas aseguró que fue un acto » extremadamente descuidado». Un día después, la fiscal general Loretta Lynch, cerró formalmente el caso.

Hillary y los emails
Para los republicanos, existe una contradicción entre la declaración de Clinton al Congreso, al ser interrogada sobre si había enviado información clasificada desde ese correo, y las conclusiones de la agencia federal.

«En vista de estas contradicciones, el Departamento (de Justicia) debe investigar y determinar si se debe procesar a la secretaria Clinton por violar los estatutos que prohíben las declaraciones de perjurio y falso testimonio al Congreso», agregaron los congresistas.

Clinton compareció durante 11 horas el pasado octubre ante el Comité Especial de la Cámara baja sobre el ataque de Bengasi, creado para investigar el atentado en 2012 contra el consulado norteamericano en esa ciudad libia, en el que fallecieron el embajador estadounidense, Chris Stevens, y otros tres funcionarios.

En su testimonio, Clinton dijo, bajo juramento, que no había ninguna información marcada como clasificada en los correos electrónicos que intercambió, tanto en los mensajes recibidos como en los enviados.


Una Nota Informativa desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias






Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés