Dada polémica por antisemitismo The New York Times no publicará caricaturas políticas

12 de junio de 2019

Netanyahu y TRump caricatura New York Times




NUEVA YORK.- La publicación de un dibujo en The New York Times en el que se ve al premier israelí Benjamin Netanyahu como un perro salchicha lazarillo, que lleva a un Donald Trump con anteojos de ciego, desató una grave polémica en Estados Unidos que llevó hoy a la drástica decisión editorial de no volver a publicar caricaturas políticas en la edición internacional del diario.

“Hace más de un año que estábamos considerando poner a la edición internacional bajo los lineamientos de la edición local eliminando las caricaturas políticas diarias, y hemos decidido hacerlo a partir del primero de julio”, explicó el editor de la página editorial James Bennet, en un anuncio publicado en su cuenta corporativa de Twitter.

La caricatura publicada el 25 de abril cayó como una bomba en gran parte de los lectores y de la opinión pública, especialmente en una ciudad con una numerosa comunidad judía como es Nueva York. Las redes sociales estallaron en una oleada de críticas que cuestionaban su carácter antisemita. La indignación se extendió a los medios de comunicación israelíes. Trump no desaprovechó la oportunidad para arremeter contra el diario con el que se encuentra desde hace tiempo en guerra abierta: “The New York Times se ha disculpado por esta terrible caricatura antisemita, pero no se han disculpado conmigo por esto, ni por todas las noticias falsas y corruptas que imprimen a diario. Han llegado al nivel más bajo de ‘periodismo’ y al nivel más bajo de la historia de The New York Times”, señaló en Twitter.

Tras estallar el escándalo, una vocera del diario ofreció disculpas públicas. “La imagen fue ofensiva y fue un error de juicio publicarla”, dijo. Y añadió: “Esa iconografía es siempre peligrosa, y en un tiempo en que el antisemitismo crece el mundo, es aun más inaceptable”.

The New York Times Banner
El diario explicó también cómo llegó a sus páginas la caricatura. Dijo que fue dibujada por el caricaturista portugués António Moreira y publicada originalmente por el periódico lisboeta Expresso. De ahí fue tomada por CartoonArts International, una agencia que reúne caricaturas internacionales y cuyo contenido comercializa The New York Times. De acuerdo con la noticia, la edición estadounidense del diario no suele publicar viñetas políticas, pero la edición internacional a veces lo hace, como sucedió en esta ocasión.

El autor del dibujo, el portugués Moreira Antunes, negó que fuera un dibujo antisemita. En una entrevista que concedió a The Jerusalem Post, aseguró que no tenía “nada contra los judíos, pero sí bastantes cosas que decir sobre la política de Israel”. Y añadió: “¿Por qué no se puede criticar la política de Israel sin ser calificado de antisemita?”

Su posición choca frontalmente con la del columnista del propio The New York Times Bret Stephens, quien el mismo día 28 publicó en la edición estadounidense del periódico un artículo titulado ‘Una despreciable caricatura en el Times” en el que señalaba con contundencia:

“Esta es una imagen que, en otras épocas, habría sido publicada en las páginas de Der Stürmer (periódico nazi de los años 30). El judío representado como un perro. El pequeño pero astuto judío guiando al tonto y confiado estadounidense. El odiado Trump siendo judaizado con un solideo. El teórico sirviente actuando como un verdadero jefe. La caricatura repasaba tantos tópicos antisemitas que lo único que se echaba en falta era el signo del dólar”.

Y señalaba a continuación: “El problema de la caricatura no es que su publicación fuera un acto deliberado de antisemitismo. No lo fue. El problema es que su publicación fue un asombroso acto de ignorancia del antisemitismo. Y en una publicación que está por el contrario hiper-alerta de casi cada expresión concebible de prejuicio”.

Una Nota desde nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias



Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés