Guaidó acepta negociar con el régimen de Maduro y plantea levantar las sanciones

12 de mayo de 2021

Guaidó y Maduro foto 8





El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, insiste en la necesidad de fijar una ruta en su país para encontrar una solución a la crisis.

Para ellos ha propuesto un Acuerdo de Salvación Nacional que debe surgir a través de un proceso de negociación entre las fuerzas legítimas democráticas, el régimen y las potencias internacionales. «Estamos utilizando todos los mecanismos y capacidades que dependen de nosotros, pero aún falta lograr el objetivo fundamental: recuperar nuestra democracia. No cualquier acuerdo o negociación que mantenga lo que está hoy: todo igual o que cambie espejos por algunos cargos. Venezuela necesita un Acuerdo de Salvación Nacional», dijo este martes el líder opositor en un mensaje enviado por las redes sociales.

«Los llamo a todos a unificar esfuerzos en torno a este Acuerdo de Salvación Nacional con la comunidad internacional que es la que hoy puede garantizar soluciones reales a esta crisis en Venezuela. El camino actual que eligió la dictadura, de soberbia, el mismo que eligió en el 2018 y en el 2020, solo profundizará la crisis, su aislamiento internacional, las imputaciones por terrorismo, narcotráfico, violaciones de derechos humanos, los señalamientos por crímenes de lesa humanidad y con eso a los actores del régimen. Ellos saben, ustedes saben, que seguir impulsando elecciones fraudulentas no soluciona la crisis, tampoco a ustedes, y solo la profundiza mucho más», expresó Guaidó.

Ya en marzo del año pasado Guaidó, a quien más de medio centenar de países reconocen como presidente legítimo, había propuesto conformar un Gobierno de Emergencia Nacional para atender la pandemia del coronavirus en Venezuela y salvarla de una catástrofe humanitaria sin precedentes. En ese momento, aseguró que ese plan no podía estar encabezado «por alguien acusado de narcotráfico» (Nicolás Maduro) ni únicamente por las fuerzas de oposición al régimen.

Venezuela no aguanta más foto 2
La propuesta de ahora surge días después de que el régimen de Maduro designara una nueva autoridad en el cuestionado Consejo Nacional Electoral, una directiva creada a la medida del Gobierno chavista meses antes de que se celebren posiblemente las elecciones regionales en el país sudamericano. Al respecto, ha dicho que mientras no haya una «presión real y una negociación con la comunidad internacional, la dictadura seguirá robándose las elecciones, nombrando protectores y burlándose de los venezolanos».

En ese sentido, aseguró que «todas las salidas, en cualquier horizonte temporal o las que terminan por fuerza, todas llevan inevitablemente, a un acuerdo y a una elección presidencial». El presidente interino reiteró la urgencia de convocar elecciones presidenciales, una petición que ha mantenido desde enero de 2019 cuando se trazó los tres objetivos de su interinato: cese de la usurpación (chavismo), instalar un gobierno de transición y convocar elecciones libres.

Negociaciones fallidas

En 2019, el régimen de Nicolás Maduro y la oposición exploraron en 2019 una vía de diálogo, con Noruega como mediador, y con el objetivo de avanzar en una agenda de temas y una metodología de trabajo. Pero las rencillas entre los dos sectores políticos no ha permitido que las negociaciones transcienda y así encontrar de una vez por todas una salida a la crisis.

El Gobierno chavista tanteó también aquella vez negociaciones con el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, y delegados del Grupo de Contacto de la Unión Europea para escuchar sus propuestas. Pero ni en 2019, ni en 2018, cuando también hubo intentos entre el régimen y la oposición en República Dominicana, con José Luis Rodríguez Zapatero como mediador, tuvo éxitos. Y al contrario, ha crecido la confrontación entre las dos fuerzas políticas del país.

Una Nota periodística de Imarú Rojas 
Periodista del Diario ABC de España


Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube