Jesús Peñalver: Virutas de una semana

12 de marzo de 2016

Virutas descorazonadoras

 

 

 

Desaparecidos

Quiero hablar de aparecidos… y vivos, pero la peste nos lo impide. En Tumeremo vemos contingentes de verdes vergüenza, conteniendo a la gente enardecida que quiere ver a sus familiares, a sus seres queridos de vuelta a sus hogares, reclaman sus cuerpos para mirarlos a los ojos, abrazarlos, así estén muertos. Quizá la cristiana sepultura sea el destino

Muchas versiones, entre las cuales las oficiales deslucen zigzagueantes y dubitativas. El gobernador de Bolívar, curioso come piedras, no escatima en exhibir su verbo militar, y con este, la plaga de la sumisión a la peste en franco desprecio al dolor y a la dignidad humana.

Desaparecidos dónde están
Se pregunta Rubén Blades: «¿Y cuándo vuelve el desaparecido? Cada vez que lo trae el pensamiento». ¿Y por qué es que se desaparecen? Porque no todos somos iguales. ¿Adónde van los desaparecidos?  
Busca en el agua y en los matorrales. ¿Cómo se le habla al desaparecido? Con la emoción apretando por dentro.

Familiares esperando a los suyos, sus verdaderas joyas de la mina del afecto. La angustia de no saberse vivo, o muerto mientras se vive tan triste. Aquellos que esperan el alba que se les vuelve nudo y se les hace una cruz serena de silencio. Tiene la palabra la barbarie.

Hombre en llamas y el silencio de un músico



No a la Ley del talión (lex talionis). Ni pena equivalente que no esté en la Ley, ni a la idéntica, por muy grande sea la indignación. Ni con el vil asesinato del músico noble, ni con la quema del ruin malandro. ¡No estoy de acuerdo!

Somos más los que queremos salir de esta pesadilla, de la caverna que abrió en mala hora aquel milico megalómano con su lenguaje de matón de barrio, de ideas explosivas y planes diabólicos.

Hoy con certeza afirmo, que por la existencia de aquel personaje, hoy nos acecha la muerte. Caminamos hacia una sociedad de viudas y huérfanos. Vivimos en una simple tierra poblada, un paisaje donde abundan las balas de ida y vuelta. ¿Será acaso necesario armamos o seguimos inermes?

Algunos aplauden la quema del antisocial, otros cuestionan el linchamiento. Mientras hoy la tristeza corea el silencio por el hombre de bien, vilmente asesinado por el hampa armada y desalmada, y al parecer, con impunidad garantizada. ¡Réquiem por Larry Salinas!

Larry Salinas con niños excepcionales

Larry Salinas, quien era el director de la Coral Infantil Integrada de Guayana con sus adorados niños especiales a los que dedicó su vida

Correo del Caroní

Indignados, por decir lo menos, por la sentencia contra David Natera Febres, director del Correo del Caroní, que lo condena a cuatro años de prisión por los delitos de difamación e injuria continuada, en otra muestra más de la criminalización del periodismo independiente, por parte de la peste que desgobierna a Venezuela.

Correo del Caroni y David Natera
Algo que ya no debe estar en las razonadas actuaciones de los jueces es permitir la censura y los actos que atenten en contra de la libertad de expresión. En este caso, una gratuita imputación, injusto fallo.

Vale recordar, que Juan Guglieni propuso a la constituyente del 47, elevar a rango constitucional, al que popularmente se conocía como 4° poder “la prensa”. De aprobarse esa propuesta, advirtió Andrés Eloy Blanco, la prensa quedaría sometida a las limitaciones sancionadas para los otros tres poderes. ¿Se imaginan?

La prensa debe ser libre en todos los sentidos, sin ley que la reglamente; salvo las que garanticen el respeto al ordenamiento jurídico. Los periodistas no levantar cercas gremiales a su profesión; que cualquiera pueda editar periódicos, y que los dueños de éstos no controlen las opiniones de quienes allí escriban.

Ni censura oficial ni censura capitalista.

Maduro Verdugo
Resulta insoportable que los gobiernos controlen a la prensa; se erijan en guardianes permanentes, verdugos de la palabra y de la opinión de los ciudadanos. ¡Libertad irrestricta para los medios!

Por eso yo, como el poeta, conservaré “mi columna vertebral, que no se ha doblado nunca, sino ante la máquina de escribir”. Y no por ritual ni diaria costumbre, de consecuente y de verdad, pido para vosotros un buen día, que crezca o renazca la esperanza por un mejor país.


Jesús Peñalver foto de jiulio 2015

Jesús Peñalver
es abogado
Columnista de Opinión
penalver15@gmail.com / @jpenalver






Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés