Intervenciones cardiológicas y exámenes dentales

11 de octubre de 2019

Odontología trabajo




Es necesario hacer un examen dental antes de la intervención para descartar abscesos e infecciones en los dientes o enfermedad de las encías (periodontitis). Es importante porque las infecciones dentales pueden llevar a que ingresen bacterias al torrente sanguíneo, se asienten en las zonas quirúrgicas y provoquen complicaciones.

El visto bueno del dentista podría ser necesario o recomendable antes de una gran variedad de intervenciones quirúrgicas, especialmente, de procedimientos cardíacos como reemplazo de válvulas, de reemplazos articulares y de trasplantes de órgano o células madre.

Odontología y Cardiología
Un estudio reciente mostró que los trabajos dentales reducen las complicaciones en cirugías oncológicas grandes. Después de analizar los datos de pacientes sometidos a intervenciones quirúgicas debido a cáncer de cabeza, cuello, esófago, estómago, colon y recto, hígado o pulmón los investigadores descubrieron que quienes acudieron al dentista con antelación tuvieron menos probabilidad de pulmonía o de morir en el transcurso de los primeros 30 días desde la cirugía.

Lo ideal es hacer cualquier trabajo dental lo antes posible. Los expertos de la prestigiosa clínica requieren que el trabajo dental se haga por lo menos 4 semanas antes de una artroplastia de cadera o rodilla, porque las complicaciones dentales que surgen muy cerca de la fecha programada para la cirugía pueden obligar a retrasarla.

Emparejar el trabajo dental con la anestesia puede conllevar riesgos, sobre todo en quienes tienen mala salud cardiaca. Los estudios de Mayo Clinic revelan que un porcentaje bajo pero significativo de personas sometidas a extracciones dentales antes de la operación cardíaca enfrenta complicaciones graves, tales como accidente cerebrovascular, insuficiencia renal y muerte. Por lo tanto, hable con el dentista y con el cirujano acerca de cuán necesario es proseguir con el trabajo dental, frente al riesgo de hacerlo tanto para su estado de salud como para el momento oportuno de llevar a cabo la intervención quirúrgica.

El proveedor de atención médica tal vez le recomiende retrasar un trabajo dental electivo durante un plazo mínimo de 6 meses desde la cirugía. En caso de que la necesidad de llevar a cabo el trabajo dental fuese urgente, consulte al médico si necesita tomar antibióticos de forma preventiva. (Adaptado deMayo Clinic Health Letter).

Dr. Daniel DeSimone, Enfermedades Infecciosas de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.


Síguenos:
facebooktwitterrssyoutube


Otros artículos de interés